Diccionario enciclopédico de psicoanálisis de la API

Volver a la tabla de contenido

técnica en que debía situarse el analista para mantener una relación equidistante con respecto a los derivados de las tres macroestructuras. Los “psicólogos del yo estadounidenses”, es decir, Hartmann (1939/1958), Kris y Loewenstein (Hartmann, Kris y Loewenstein 1964) y Rapaport (1959/1960) desarrollaron aun más esta corriente sistematizando la metateoría del psicoanálisis como una psicología general. Fenichel, Nunberg, Waelder, Jacobson, Mahler, Rangell, Loewald, Bergmann, Arlow y muchos otros realizaron aportaciones imprescindibles a la disciplina, algunas de las cuales se destacan a continuación. III Ba. Heinz Hartmann, sus colaboradores y sus contemporáneos “Hartmann, con respecto a quienes colocaron ‘el inconsciente por delante de Freud’ (Whyte 1960), recordó que fue Freud quien lo sistematizó; de manera que podemos afirmar que fue Hartmann, quien, más que nadie, sistematizó los fragmentos existentes de la psicología del yo en un todo compuesto” (Rangell 1965, p. 7). A partir de la publicación de su monografía de 1939, Heinz Hartmann se embarcó en una serie de elaboraciones de la teoría psicoanalítica, centradas principalmente en el área de la psicología del yo. Llevó el funcionamiento yoico más allá de las defensas, sobre todo la adaptación, y propuso que las estructuras psíquicas innatas , pre-conflictivas, relativamente autónomas (y relativamente libres de conflicto ) y pre-formadas surgen de la base biológica y van encajando unas con otras en un entorno conocido y familiar , que complejizó en conjunción con los factores del desarrollo. Como afirmó, “…esto no quiere decir que el yo, como sistema psíquico definido, sea innato; más bien destaca que el desarrollo de este sistema no puede atribuirse solamente al impacto de la realidad y las pulsiones instintivas, sino que también responde a un conjunto de factores que no pueden identificarse con ninguno de esos impactos” (1950, p. 79). En colaboración con Kris y Loewenstein, Hartmann (1964) detalló las implicaciones y aplicaciones de la teoría psicoanalítica del yo. Definieron cada uno de los tres centros de actividad psíquica según sus funciones y relaciones intersistémicas e intrasistémicas entre los tres centros de funcionamiento psíquico. Hartmann también subrayó la importancia de describir todas las características de las funciones yoicas y su interrelación con las pulsiones y el superyó (Bellak, Hurvich y Gediman, 1973). Una forma de agruparlas fue según si sus funciones eran autónomas, defensivas o sintéticas/integradoras. También introdujo que las funciones yoicas eran puestas en peligro en caso de debilidad yoica –cosa que despunta las diferencias individuales. A continuación, se describe la evolución conceptual de las funciones yoicas , ejemplificada por la prueba de realidad que ya había identificado Freud en 1895. Además, Hartmann caracterizó las funciones yoicas como un reflejo de la autonomía primaria y/o secundaria . Las funciones basadas en la autonomía primaria

476

Made with FlippingBook - Online magazine maker