ENERO 2018

50

mercado latino | enero 2018

asuntos sociales

Corea del Norte y sus raptos a japoneses, unaherida de 40 años

que había pasado y con los rumo- res que pesaban sobre su familia que decían que la joven Megumi se había escapado para huir de una educación demasiado severa. "Mi madre llegó a pensar que ella tenía la culpa, por haberle dado a nuestra hermana una edu- cación muy dura y que esto le ha- bría llevado a marcharse o incluso a suicidarse", dice Takuya alternando el turno de palabra con su gemelo. Con el paso de los meses, Megumi fue considerada como un "johatsu" ("evaporado") más, un término que designa a aquellos que dejan a un lado sus identida- des, trabajo, estudios o familia, empujados por la vergüenza y des- esperanza y que, según un libro reciente sobre el tema, ascienden a unos 100.000 al año en Japón.>

Corea del Norte secuestró al menos a 17 ciudadanos japoneses hace 40 años para formar a sus espías, una herida abierta en Japón que familiares y gobierno quieren cerrar trayendo de vuelta a los civiles que continúan en Pyongyang.

M egumi Yokota tenía 13 años cuando fue secuestrada por el régimen norcoreano. Era la tarde del 15 de noviem- bre de 1977 cuando esta joven japonesa se dirigía a su casa en la ciudad costera de Niigata tras un entrenamiento de bádminton, sin embargo, nunca terminó ese trayecto y desapareció sin dejar rastro.

Sus hermanos, dos geme- los que tenían 9 años por aquel entonces, recuerdan a la perfec- ción ese día: las horas de espera y cómo su madre, visiblemente preocupada, les cogió a ambos de la mano y los tres buscaron a su hermana hasta bien entrada la noche. Sin éxito. Takuya y Tetsuya Yokota, ahora con 49 años, explican lo angustioso que fue para ellos vivir sin saber lo

Made with FlippingBook - Online catalogs