Cuentos ganadores y menciones honrosas 2016

Presentación Los textos aquí compilados corresponden a los tres cuentos ganadores y las cinco menciones honrosas premiadas en la octava versión del concurso de cuento breve «¿Te Cuento?» que se organiza todos los años en el marco de celebración del Día Internacional del Libro.

Los aquí seleccionados de entre más de 100 obras recibidas son expresión del talento y creatividad de aquellos que se miran a si mismos y a lo que les rodea, desde las letras.

El jurado del concurso de cuento breve, organizado por el Sistema de Bibliotecas en colaboración con la Dirección de Extensión de la Universidad Católica de Temuco, en su octava versión estuvo compuesto por: Consuelo Martínez Astorga, escritora y docente CRA y presidenta del jurado, María José García Ritter, docente de las carreras de Psicología y Kinesiología, Raúl Caamaño Matamala, docente del Depto. de Lenguas y Comunicación e Isabel Iriarte León, jefa de Biblioteca Central, Derecho y Menchaca Lira.

Ganadores

Cacería Nehuen corre por los fondos de un campo del Wallmapu. Va descalzo, con su kachümakuñ como único abrigo. Debe mantenerse oculto, como si en ello se le fuera la vida. Sus perseguidores acechan. No parece un enfrentamiento justo; él solo contra seis centinelas fuertemente armados y dos feroces canes. Él sabía a lo que se enfrentaba, y conocía las reglas del juego cuando decidió iniciar la incursión al bastión enemigo. Logró su objetivo y ahora toca huir, hacerse invisible entre los árboles, con el permiso de ngen-mawida. Con suerte, en unas horas, la oscuridad de la noche logre esconderlo de la vista del kayñe. Pero no lo ocultará del olfato del trewa. De pronto el bosque se convierte en silencio. No los siente llegar. Las dos fieras son las primeras en abalanzarse sobre él. Comienzan a morderle el poncho. Cae al suelo de espaldas. Pocos segundos después llegan los dos guardias más ágiles. Se lanzan sobre él inmovilizándolo. Los captores más jóvenes llegan empuñando yuka mamül. El juego terminó para Nehuen. Sus hermanos festejan la victoria entre risas y sonoros yapen. Su perra Auka y su cachorra

no quieren soltarlo. Esta vez lo atraparon. Nehuen, sonriente, piensa: ¡están creciendo!

Primer lugar: Myriam Rivero Viera – Docente Escuela de Agronomía

La calle El impacto comenzó en el lado izquierdo, e inmediatamente se propagó por el resto del cuerpo. Se quedó tendido en el suelo, sin poder mover nada salvo sus ojos, y con ellos vio como el automóvil que acababa de atropellarle, se perdía metros más allá. Se sintió desolado y pensó en su vida: no tenía familia, ni hogar, sólo a las calles que había recorrido por años en completa soledad. Se dio cuenta que no tenía una vida en la que pensar, no había nada con qué distraerse, y, aun así, había fallado en cruzar la calle ¿Podían culparle? El automóvil había aparecido de la nada, tan rápido como había desaparecido...pensar en todo eso no tenía sentido, pero ¿Qué más podía hacer? La vida que le quedaba se limitaba a eso: a pensar y mover los ojos. Notó que los oídos también le funcionaban, pues sintió otro motor acercándose. El dolor fue agudo, y pudo con él; seguramente no le habían visto, pues de otra forma, le habrían esquivado, aunque al primer conductor no le había importado, quizá al segundo tampoco, probablemente a los demás que pasaron por encima tampoco, pues nadie se detuvo ante aquel pobre perro atropellado.

Segundo Lugar: Rayen Calfulaf Ayelef – Carrera de Nutrición y Dietética

E l t r é bo l d e c ua t r o ho j a s

No hay mayor mala suerte que ser un trébol de cuatro hojas. ¡Ah que no te imaginas a quién cortarán primero!.

Tercer lugar: Ricardo Salazar Jara – Carrera de Ped. en Educación Básica con mención

Menciones honrosas

L a g a l l i n a

Este huevón no quiere salir.

Primera mención honrosa: Henry Figueroa Fernández – Carrera de Ped. en Educación Básica con mención

Amo r e s d e m i c r o Si hubiera sabido que en este viaje encontraría al padre de mis hijos, a la persona que me miraría lindo cada mañana al despertar, que me acompañaría al altar, que me tomaría la mano al caminar, que me hablaría hasta altas horas de la madrugada, que me acompañaría en cada paso importante, que escucharía cada problema que tengo sin importar lo ridículo o minúsculo que sea, que buscaría la solución por mi, que me llevaría a pasear en primavera, que me abrazaría en otoño y que eliminaría las demás estaciones del año para él porque las nombradas son mis favoritas, entonces me habría levantado a la hora que sonó la alarma, me habría colocado mi mejor vestido, me habría peinado de manera diferente, habría tomado mi café matutino, habría salido a la hora de siempre para tomar la micro correcta… y claro, lo habría conocido.

Segunda mención honrosa: Carla Navarro Torres – Plan de Orientación. Facultad de Educación

N i ñ a s que j ue g a n c o n h i l o

Las niñas del aire levantan sus faldas con la brisa para que el viento se las lleve lejos. Nacen en los huracanes de mi enojo y mueren con tu suspiro de resignación. Recorren continentes para mantener intacto nuestro hilo rojo. Si nos separamos más, ellas lo usarán para ahorcarnos antes de que acabe nuestro amor.

Tercera mención honrosa: Paula Díaz Uribe – Carrera de Traducción Inglés-Español

L a v i s i t a

¡Toc, Toc, Toc, Toc! Y con mesurado aire de reposado maestro, se abrió lentamente la puerta, como advirtiendo al merodeador de la débil presencia al interior de la casucha. - ¡Don Olegario!, “soy el mensajero del innombrable, provengo de las entrañas del Chiflón, junto a la sangre del Pillán, y entre el valle de penas”-; y una demoníaca sonrisa prosiguió a tallarse en la vetusta máscara del visitante. - Hmm…Un, un momento, por favor. ¡Tap! Y con mano temblorosa el anciano empuñó su corvo, ávido de recuerdos de fina herencia, y entreabriendo la puerta señaló, - ¡no me esperes amor!, que ya no vuelvo-.

Cuarta mención honrosa: Renzo Bobadilla Molina – Carrera de Diseño Gráfico

S i n t a l e n t o Mi pareja me escribió una bonita carta, la cual finalizaba con un extenso, bello y sincero poema. Debo responderle algo, pensé, pero mi fuerte no es escribir. Entonces se me ocurrió enviarle el siguiente mensaje por whatsapp: “Amor, gracias por la carta, me emocionó muchísimo; no cuento con el talento tuyo para escribir, por lo que cuando nos encontremos mejor te diré en vivo todo lo que hay en mi corazón”. Su respuesta fue: “Pero inténtalo, aunque sea algo corto, acuérdate de algún momento especial”. Entonces me acordé de cierto paseo y le respondí:

Nunca te abracé tan fuerte Como cuando me iba cayendo de la bicicleta Amor-tiguador

Su respuesta fue:

:O

Quinta mención honrosa: Raúl Aedo Ibañez – Facilitador Programa PACE 2015

Sistema de Bibliotecas Universidad Católica de Temuco

biblioteca.uct.cl biblioteca@uct.cl

Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14

Made with FlippingBook Ebook Creator