BOLETIN INDUSTRIAL Junio 2021

A principios de 2020, el sector estaba en camino de convertirse en un mercado con un valor de más de $300 mil millones en los próximos cinco años. Después llegó la pandemia y millones de trabajadores perdieron su empleo. Algunas plantas cerraron temporalmente o desaceleraron la producción para cuidar de sus trabajadores. La inversión en fabricación inteligente también cayó en un 16% sólo entre marzo y abril. Algunos investigadores predijeron que tal retroceso frenaría la inversión hasta 2025. Pero, de acuerdo con diversos ejecutivos de fabricación y proveedores de servicios, en realidad se intensificará, llegando a valer más de 400 mil millones de dólares hacia 2025. Las tecnologías de fabricación inteligente agilizan las operaciones, hacen que las cadenas de suministro sean más resistentes y permiten una mejor experiencia del cliente. Los fabricantes se están dando cuenta de que deben equilibrar la reducción de costos con una inversión crítica en tecnología digital, ya que ésta acelerará los pedidos, los tiempos de entrega y la mejora de la calidad de los productos, al tiempo que se mejora la seguridad de los trabajadores. Algunas empresas ya habían comenzado una transformación digital antes de que el COVID-19 afectara el proceso de fabricación y entrega de todos

El imparable crecimiento de la tecnología en la fabricación Cuando la industria manufacturera comenzó a adoptar la tecnología digital hace una década, adoptó una nueva identidad: la fabricación inteligente o Industria 4.0. La aplicación de la nube, la automatización, el análisis, el aprendizaje automatizado y el análisis de big data en las operaciones de producción creó un ecosistema interconectado para la fabricación y la gestión de la cadena de suministro, convirtiéndose en un mercado de alto crecimiento.

Made with FlippingBook - professional solution for displaying marketing and sales documents online