Boletín No. 18

Nifedipina oral o labetalos intravenosos para el tratamiento de la emergencia hipertensiva obstetrica en el embarazo. Estudio aleatorizado y controlado.

Dr. Raúl Rodríguez Ballesteros Miembro Titular-Emérito, COMEGO

Shekhar S et al Obstet Gynecol 2013;122:1057-1063.

publicado en la literatura en inglés entre 1990 y 2013. Sólo se encontraros dos estudios aleatorizados que comparaban nifedipino oral contra labetalol intravenoso. Los trastornos hipertensivos del embarazo son comunes, afectando al 7-10% de las embarazadas en el mundo. Por lo que, cada año miles de pacientes requieren este tipo de medicamentos antihipertensivos para el tratamiento del evento agudo. Aún si la diferencia de un medicamento sobre otro es modesta, una gran cantidad de pacientes y neonatos se beneficiarán con el uso de alguno de estos medicamentos. Se realizó un estudio doble- ciego aleatorizado con el fin de disminuir la presión durante la emergencia obstétrica durante el embarazo. El estudio fue realizado en el Departamento de Obstetricia y Ginecología del hospital y colegio médico del gobierno Dr, Rajendra Prasad, en Tandra Kangra, India, el cual es un centro de tercer nivel de atención de enseñanza y referencia, de octubre del 2012 a abril de 2013, después de ser aprobado por el comité de ética del hospital. En este estudio las pacientes embarazadas en las que se les administró nifedipino oral disminuyó su presión arterial significantemente más rápido y con menos dosis, comparadas con las que recibieron labetalol intravenoso. Estos hallazgos están de acuerdo con los reportados por Vermillon et al 1 . Sin embargo Raheem et al 2 encontraron que ambas eran igual de eficaces. En el estudio de Vermillon et al, 1 el tiempo medio para bajar la presión fue de 25 minutos para el nifedipino y 43.6 minutos para el labetalol, comparados con 40 minutos para nifedipino y 60 minutos para labetalol en este estudio. El tiempo

La hipertensión es una de las complicaciones médicas más comunes durante el embarazo. Diferentes medicamentos se han usado para el control de la hipertensión aguda durante el embarazo. La hidralacina ha sido el medicamento de elección por mucho tiempo, sin embargo un meta-analisis de estudios clínicos reportó efectos preocupantes para la madre y el feto con su uso. Más aún por su almacenamiento inadecuado, la hidralazina no se encuentra fácilmente en todo el mundo. Esta disminución en su uso ha hecho que el labetalol (no existe en México) y el nifedipino emerjan como medicamentos importantes para el control de la hipertensión durante el embarazo. Actualmente, estos tres medicamentos se han propuesto como alternativas de primera línea (hidralacina, labetalol y nifedipino). La decisión de su uso recae en el proveedor de salud, su experiencia, la conveniencia, su disponibilidad y el costo del medicamento. Actuamente existe evidencia insuficiente sobre la superioridad de un medicamento sobre otro. Existe un número de estudios comparando hidralacina con nifedipino o labetalol, pero pocos estudios comparando nifedipino con labetalol, para el control de la hipertensión severa durante el embarazo. El Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia en su Comite Opinión No. 514, no toma en cuenta el nifedipino como una alternativa para el trastorno hipertensivo severo, 3 citando que existe escasa evidencia para su uso. Se realizó una búsqueda en una base de datos de Pub Med, de estudios comparando labetalol y nifedipino, para disminuir la presión arterial durante el embarazo

6

Made with FlippingBook - Online Brochure Maker