Boletín No. 18

más largo para bajar la presión en este estudio puede ser atribuible a una dosis de 10mgs de nifedipino usada. En el estudio de Raheem al 2 el tiempo medio necesario para bajar la presión fue de 30 minutos para la nifedipino y 45 minutos para el labetalol, respectivamente, siendo no significativa la diferencia. El tiempo menor para llegar a bajar la presión puede deberse a que en ese estudio se utilizó la dosis cada 15 minutos, comparado con los 20 minutos en este estudio. Vermillon et al 1 reportó un éxito del 100% para bajar la presión arterial con ambos medicamentos, sin embargo Raheem et al 2 reportó un 20% de falla, necesitando usar otro medicamento para logar el objetivo. En el estudio presente el nifedipino fue más eficaz (sólo una falla) en comparación con el labetalol (5 fallas), requiriendo otro medicamento para lograrlo. Existe preocupación acerca de la seguridad de la nifedipina en las pacientes obstétricas, en relación a hipotensión severa con sus consecuencias maternas y fetales y la acción sinérgica con el sulfato de magnesio, llevando a un bloqueo neuromuscular profundo. Todas estas preocupaciones acerca de la seguridad de el nifedipino durante el embarazo se han descartado por un numero de estudios que valoran el nifedipino como agente antihipertensivo 4 o como agente tocolítico 5 . No se presentó hipotensión sintomática o refractaria en este estudio. Evidencias que tranquilizan en relación a la seguridad del uso del nifedipino y el sulfato de magnesio, se han demostrado en estudios retrospectivos por Magge et al 6 , los autores compararon 162 pacientes las cuales recibieron nifedipino y sulfato de magnesio con 215 pacientes que recibieron sulfato de magnesio sin antagonistas de los canales del calcio. Los hallazgos sugieren que el uso de sulfato de magnesio con nifedipino, no incrementa el riesgo de bloqueo neuromuscular y no aumenta la hipotensión materna. Ciertas dudas han existido acerca en relación a la prolongación del trabajo de parto o la atonía después del parto por las propiedades tocolíticas del nifedipino. Estas dudas son solo teóricas, porque no existen datos en la literatura que lo sugieran. En este estudios la mayoría de las participantes requirieron sólo dos o tres dosis (30mgs) de nifedipino para logar el efecto hipotensor (150-100 mm/hg), fueron expuestas a menos dosis que cuando se usa como tocolítico. El estudio puede ser cuestionado por utilizar labetalol cada 20 minutos en lugar de cada 15 minutos como se recomienda en algunos estudios 7 , se escogió este intervalo de 20 minutos, con la finalidad de que el intervalo de ambos medicamentos fuera similar. En este estudio los efectos colaterales de ambos medicamentos fueron similares. No se observaron ningún efecto colateral severo ni maternos ni neonatales, atribuidos a los medicamentos usados, los efectos colaterales menores fueron poco frecuentes y similares entre ambos grupos, sin embargo, ninguno de estos estudios, incluyendo este, es suficientemente poderoso, para evaluar la seguridad de estos medicamentos en forma contundente. Los hallazgos de que el nifedipino es más eficaz está

de acuerdo con resultados de estudios previamente realizados, con diseños similares en que se encontró que ambos medicamentos son eficaces, 2 sin embargo sería prudente que más análisis y estudios con más pacientes se requieren para dar conclusiones válidas para establecer diferencias entre el nifedipino comparada con el labetalol y si estas diferencias son clínicamente significativas. Sin embargo, este estudio establece que el nifedipino es una alternativa al labetalol para disminuir la presión en la emergencia obstétrica hipertensiva. El nifedipino puede preferirse por el régimen de dosis, la facilidad de la administración oral, amplia disposición y bajo costo. 1.- Vermillon ST et al. A randomizad, double-blind trial of oral nifedipine and intravenus labetalol in hypertensive emergencies in pregnancy. Am J Obstet Gynecol 1999;181:858-61. 2.- Raheem IA et al. Oral nifedipine versus intravenus labetalol for acute blood presure control in hypertensive emergencies of pregnancy: a randomized trial. BJOG 2012;119:78-85. 3.- Committee on Obstetric Practice. Committee opinión no. 514: Emergent therapy for acute-onset, severe hypertension with preeclampsia or eclampsia. Obstet Gynecol 2011;118:1465-8. 4.- Scardo SJ. Et al. Hemodynamic effects of oral nifedipine in preeclamptic hypertensive emergencies. Am J Obstet Gynecol 1996;175: 336-8. 5.- Papatsonis et al .Nifedipine and ritrodine in the management of preterm labor: a randomized multicenter trial. Obstet Gynecol 1997,90.230-4. 6.- Magee LA et al Therapy with both magnesium sulfate and nifedipine does not increase the risk of serious magnesium related maternal side effects in women with preeclampsia. Am J Obstet Gynecol 2005;193:153-63. 7.- Report of the national high blood pressure education program. Working group on high blood pressure in pregnancy. Am J Obstet Gynecol 2000;183:S1-22.

Made with FlippingBook - Online Brochure Maker