Spada Law - Febrero 2019

S pada L aw G roup INJURY LAW LLC

THE SLG ADVISOR

617.889.5000 | SPADALAWGROUP.COM

FEBRERO 2019

Con cada paso AYUDANDO A EXTRAÑOS A CONQUISTAR SU MONTAÑA

A pesar del frío, la belleza natural era alucinante. El sol de la madrugada asomaba a través de los árboles del bosque, y carámbanos colgaban de cada rama como adornos de Navidad. ¡Había tocado al cielo! Cada paso era un hermoso ballet de invierno para este ancianito. Disfruté cada paso por la montaña e incluso tuve la oportunidad de pasar 20 minutos en total soledad en la cima antes de que el frío me obligara a bajar la montaña. A diferencia de la subida, el descenso fue mucho más fácil. Solo necesitaba seguir los mismos pasos de ascenso. No había posibilidad de perderse. Teniendo en cuenta mi edad, siempre he odiado el descenso, ya que a menudo causa estragos en mis rodillas que como yo tienen más de 50 años, pero ese día, la alta cantidad de nieve actuó como un amortiguador natural. Baje sin problema y sin dolores. Fue durante mi viaje que quedé hipnotizado por mis huellas que seguía. Me di cuenta de que, con cada paso que tomaba y dejaba huellas, estaba haciendo mucho más fácil el viaje para el próximo excursionista. Esto me causó impresión. Mi descenso ya no fue un esfuerzo sin sentido. De repente sentí la obligación de asegurarse de que cada paso que tomaba tuviese un propósito. Mi propósito era comprimir la nieve que no había sido comprimida previamente por mí en el camino hacia arriba. Mi objetivo era hacer que un sendero hermosamente compacto estuviera disponible para el siguiente excursionista que subiera la montaña, cuando sea posible. Pensé en esta obligación. Habría sido más fácil para mí simplemente pisar mis huellas anteriores, pero quería hacerlo mejor. Quería ayudar a un futuro desconocido. Quería asegurarme de que el viaje de ese

El día después del Día de Acción de Gracias, mi hija y mi esposa decidieron ir de compras el dia de “black Friday”-viernes negro. Para mi viernes negro es la peor tortura imaginable así que opté por una caminata temprano por la mañana hasta la cima del Mount Sunapee en New Hampshire. Fue un día glorioso con las temperaturas alrededor de 10 grados fahrenheit. A las 8 a.m., el sol brillaba y había nieve acumulado por los días anteriores. Fue tal como la canción de Jimmy Buffett canta "Fue un día lindísimo, un dia al que quieres brindar". A menudo me resisto en hacer excursiones solo debido a la multitud de calamidades que pueden afectar a un excursionista solo y expuesto en temperaturas bajo cero, pero me nació este día. Saqué mi mochila y mis zapatos de nieve y me dirigí hacia la montaña. La caminata hasta la cima toma aproximadamente una hora y media cuando no hay nieve, así que asumí que me llevaría más unas dos horas en llegar a la cima ese día. Soy relativamente nuevo en las excursiones de invierno, pero decir que me encanta sería una subestimación, ¡vivo por ello! Cuando llegué al inicio del sendero, no había un solo automóvil en el estacionamiento, lo que significaba que no me encontraría con otro ser humano durante las próximas horas. Cuando comencé mi caminata, era evidente que estaría abriendo camino hasta el final. Eso significa que no había huellas para seguir en mi camino. Tendría que prestar mucha atención a los marcadores de senderos para no perderme. También significaba que estaría trabajando mucho más duro de lo normal ya que cada paso hacia la nieve requeriría más esfuerzo por mi parte. Me puse mis zapatos de nieve y me dirigí hacia arriba.

desconocido en esta montaña fuera un poco más fácil.

Pensé en quién podría ser este desconocido excursionista. Tal vez fue una madre cargando a un niño pequeño en su espalda. Tal vez un viejo con rodillas peores que las mías que necesitaba la comodidad y la seguridad de un camino transitado. Quienesquiera que fueran, yo quería ayudarlos. Esa fue mi misión y como tenía esa misión clara, mis pasos se volvieron significativos. De repente se me ocurrió que los pasos que estaba tomando en esta hermosa montaña y la satisfacción que sentí al saber que estaba ayudando a un extraño es exactamente lo que he estado haciendo con mi carrera como abogado durante los últimos 27 años. En nuestra práctica, ayudamos a las personas que vienen a nosotros como extraños lesionados. No solo les brindamos excelentes servicios legales, sino que hacemos que sus próximos pasos en "su montaña" sean menos difíciles y menos estresantes. Tratamos de asegurarnos de que todo lo que hacemos para nuestros clientes facilita su viaje durante el tiempo que dure su caso. Nuestra misión en Spada Law Group, y mi misión en esta caminata, fueron muy similares. Encuentro la alegría de ayudar a alguien que está luchando y necesita un camino más fácil, ya sea que eso signifique luchar por ellos en la corte o empacar un camino claro para ellos. Haz que cada uno de tus pasos sea significativo, sin importar dónde decides pisar. -Len Spada

CALL NOW! 617.889.5000 • 1

spadalawgroup.com

Made with FlippingBook - professional solution for displaying marketing and sales documents online