El Programa Juntos

historias en múltiples plataformas a través del programa de escritura de la Iniciativa de Alfabetización y Comunidad. En la quinta parte, le damos trucos detallados de mercadeo y comunicación del programa y compartimos nuestro nuevo podcast de la serie National Road Trip de Juntos, y en la sexta parte, le damos una mirada al pasado, al presente y al futuro de la evaluación de programas. Esperamos que este eFieldbook sirva de apoyo a los profesionales de Extensión cuando inicien su propio Programa Juntos y/o les proporcione lecciones útiles para ayudar a fortalecer su trabajo de extensión.

Diana Ur ieta, directora senior/codesarrol ladora de Juntos y especial ista en Extensión

La perspectiva de un padre sobre Juntos

VIDEO

Soy Diana Urieta. Soy hija de padres inmigrantes. Nací en Colombia, Sudamérica, y me mudé a los Estados Unidos cuando tenía siete años. Estoy muy orgullosa de representar a dos países y decir que soy de aquí y de allá. Mis valores de familia, fe, cultura y trabajo duro han formado parte de mi socialización. Mi pasión por Juntos está impulsada por el privilegio que tuve de ser criada por mis padres inmigrantes, Manuel y Ninfa Urieta, que me recuerdan cada día por qué es importante el programa y que sabían que no debían permitir que sus

hijos perdieran su lengua y cultura nativas. Ellos se apoyaron en su limitado inglés y en la capacidad de sus hijos de hablar el idioma para reunir toda la información que pudieron para asegurarse de que sus hijos y su escuela supieran que eran padres comprometidos. No hay duda de que el compromiso de mis padres de verme triunfar impulsa mi trayectoria educativa. Hoy en día, en Juntos, sigo encontrando que la pepita de oro del éxito de nuestros estudiantes son sus padres, la familia. Juntos se necesita en nuestras comunidades, ya que ofrece una visión clara de lo que a menudo es un proceso borroso para muchas de nuestras familias inmigrantes. Mi historia en Juntos Mi pasión por Juntos comenzó con mi experiencia en la escuela pública estadounidense en segundo grado. Pasé mis años de escuela primaria como estudiante aprendiz del idioma inglés (ELL por sus siglas en inglés), y estoy agradecida por mis maestros de ELL. También me asignaron a clases de educación especial debido a mi retraso en el dominio del inglés. Estar en ESL y en educación especial de alguna manera me estigmatizó como alguien "poco inteligente". Me sacaron de ELL y de educación especial en middle school , supongo ahora que fue debido a algunas pruebas que hice, pero todavía llevaba el estigma de haber estado en esos programas en el pasado. En noveno grado, me volvieron a colocar en clases de ELL y tuve que abogar por mí misma para tomar clases de preparación para la universidad y de colocación avanzada (AP por sus siglas en inglés) y dejar el aula de ELL. Aunque mis padres no conocían ese estigma ni mi necesidad de abogar por

12

Made with FlippingBook flipbook maker