Immigration & Injury Abogados Agosto 2018

AGOSTO 2018

LA PROPUESTA MENSUAL

678.934.4958 ImmigrationInjuryLaw.com

Este verano, vi los partidos con nuestros familiares y amigos, la mayor parte de las veces en casa. Es parte de su belleza. No necesitas volar a ningún lugar o comprar los caros tickets — puedes ver los partidos casi desde cualquier lugar que tenga una pantalla de TV o radio, como un restaurante, un bar, un parque o desde la comodidad de tu propio hogar. Algunos lugares tienen una gran base de aficionados para un país o jugador en particular — verás una marea de amarillos en un lugar, muchas camisetas rojas en otro, y al menos una camiseta de Messi entre todos ellos. Es genial ver a las personas presumiendo de su orgullo y nacionalismo literalmente desde las mangas de sus camisetas. Hay un ambiente de camaradería y orgullo que puedes sentir cuando tu nación se ve representada por un equipo. Por no mencionar, que el fútbol es un deporte de gran intensidad que es divertido de ver. Los jugadores siempre están en movimiento. Tiene muchas diferencias con el deporte que practiqué cuando crecía: el béisbol. Son estilos completamente diferentes, aunque disfruto de ambos. Cuando ves un partido de fútbol, tus ojos van de un lado a otro mientras los jugadores pasan la pelota de un lado a otro del campo. Te inclinas cuando tiran a puerta, levantas las manos cuando tu equipo falla un tiro o lo para el portero. En baseball, no tienes por qué ver cada jugada para saber lo que está ocurriendo. Es mucho más lento, pero cada movimiento es muy deliberado: cada lanzamiento tiene que hacerse con estrategia y precisión, y cada golpe de bateo se hace con la misma precisión. Yo me suelo inclinar cuando golpean la bola, y me quedo sin aliento mientras veo si el equipo contrario atrapa la pelota o el jugador logra asegurar la base. Incluso con la Copa del Mundo ya terminada, todavía hay muchos partidos locales para ver por toda la ciudad. Ha sido increíble ver cómo ha aumentado la popularidad del fútbol en Georgia. ¡He escuchado que había más gente en un partido reciente del Atlanta United que en algunos

¡GOOOOLLLL! Toma el Escenario

Desde que tengo memoria, nuestra familia siempre encontraba tiempo para ver la Copa del Mundo, junto con el resto del planeta. Es una tradición que comenzó cuando era joven y ahora se ha vuelto un ritual en mi vida cada cuatro años. Este verano, vi tantos partidos como me permitió mi horario, viendo algunos de los primeros partidos, muchos resúmenes y otros en los fines de semana. El Mundial de este año fue interesante porque los equipos tradicionalmente favoritos — Argentina, España, Brasil, Alemania, Portugal — fueron eliminados rápidamente. Este año no hice mi equipo de fantasía, quizás debí haberlo hecho. Bélgica parecía fuerte desde el comienzo del torneo, y creí que se convertirían en la bestia negra de la competición. Cuando ganaron a Brasil en los cuartos de final, me dije en mi cabeza, “¡Lo sabía!” He estado diciendo que llegarían lejos desde el comienzo de la competición. Por supuesto, a posteriori todo es más fácil y no lograron conseguir el objetivo final. Pero, es gratificante reconocer a los equipos potentes desde el comienzo. Aunque nunca he jugado fútbol (tengo dos pies izquierdos), he disfrutado viendo este bonito deporte desde que era pequeña. Comencé a ver partidos desde muy joven con mi familia y aprendí a apoyar a diferentes equipos y a celebrar cuando se marcaba un gol o abuchear cuando un jugador hacía una falta sin sentido.

de los partidos de la Copa del Mundo! Increíble, ¿verdad? Los partidos siempre logran agotar las entradas y parece que la popularidad seguirá creciendo. Estoy encantada de no tener que esperar cuatro años hasta ver el siguiente partido. –Keren Barrios

1 678.934.4958

Made with FlippingBook flipbook maker