cirugiaminimamenteinvasiva_libroflasog

Cirugía Mínimamente Invasiva en Ginecología | | |

el período pre púber, los genitales externos sin alteracio- nes y los cambios del desarrollo apropiados para la edad a menudo ocultan anomalías de los órganos reproductivos internos. Después del inicio de la pubertad, las mujeres jóvenes a menudo se presentan a la consulta médica con trastornos menstruales, debido a la amplia variación en las presentaciones clínicas, las anomalías del conducto mülle- riano pueden ser difíciles de diagnosticar. Después de que se hace un diagnóstico exacto, existen algunas opciones de tratamiento; y, por lo general, se adaptan a la anoma- l ía mülleriana específica 16,17 . Las manifestaciones clínicas tardías incluyen infertilidad y complicaciones obstétricas. La implementación de una variedad de técnicas quirúrgicas, como los procedimientos de Vecchietti y McIndoe 18 , han permitido a muchas mujeres con anoma- lías de los conductos de Müller tener relaciones sexuales normales. Otros avances quirúrgicos han dado como resultado una mejor fertilidad y resultados obstétricos. Además, los avances en la tecnología de reproducción asistida permiten a algunas mujeres con estas anomalías concebir y tener bebés sanos. Clasificación y Diagnóstico Las malformaciones congénitas del tracto genital femenino son alteraciones diversas de la anatomía nor- mal y resultante del mal desarrollo embriológico de los conductos müllerianos o paramesonéficos con con- secuencias para las pacientes en su salud reproductiva

e integral 19,20. Debido a su prevalencia e importancia clínica, un sistema de clasificación fiable es de mucha utilidad, la categorización efectiva permite un diagnósti- co y un tratamiento más eficaces; así como también, una comprensión de su patogenia 21 . No existe una clasifica- ción que sea la más adecuada y que permita tener una información exacta, clara, sencilla y sobre todo relacio- nada con las manifestaciones clínicas. Hasta ahora, se han propuesto tres sistemas para su categorización, pero todas ellas se asocian con serias limitaciones. Históricamente su categorización comenzó bastante antes 21,22 : la Sociedad Americana de Fertilidad (AFS) actualmente Sociedad Americana de Medicina Re- productiva –ASMR– 23,24 , el estudio embriológico-clínico y su clasificación de malformaciones genito-urinarias 22 . Sistema de anexos y malformaciones asociadas basado en el tumor, nódulos, metástasis (TNM) en oncología 25 . El método más aceptado para clasificar las anomalías del conducto mülleriano es la clasificación de la Ameri- can Fertility Society 24 . Este sistema organiza las anomalías müllerianas según el principal defecto anatómico uterino. También permite la estandarización en los métodos de presentación de informes. El sistema de clasificación AFS se basa en el esquema clínicamente útil de Buttram y Gi- bbons 27 , que combinó el grado del defecto del desarrollo con manifestaciones clínicas. También se incluye una clase que caracteriza las anormalidades uterinas relacio- nadas con la exposición in vitro al DES. La clasificación actual de AFS de anomalías del conducto mülleriano incluye siete (7) clases, como se muestra en la Figura 1.

Figura 1. Clasificación de la Sociedad Americana de Fertilidad (AFS) 24 . Fuente: Tomado de The American Fertility Society classifications of adnexal adhesions, distal tubal occlusion, tubal occlusion secon- dary to tubal ligation, tubal pregnancies, müllerian anomalies and intrauterine adhesions.

| 341 |

Made with FlippingBook - Online catalogs