Boletín COMEGO COVID-19

BOLETÍN INFORMATIVO COVID-19

CONTENIDO

PRESIDENTE Dra. Josena Lira Plascencia

VICEPRESIDENTE Dr. Ranferi Gaona Arreola

PRIMER SECRETARIO PROPIETARIO Dr. Gilberto Tena Alavez

CONSIDERACIONES AL RESPECTO DE LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS

SEGUNDO SECRETARIO PROPIETARIO Dr. Victor Saúl Vital Reyes

TESORERO Dr. Leonel Alfonso Pedraza González

FASES EPIDEMIOLÓGICAS

PRIMER SECRETARIO SUPLENTE Dr. René Jaime Toro Calzada

SEGUNDO SECRETARIO SUPLENTE Dr. Leandro Loya Moniet

MITIGACIÓN DE RIESGOS Y DISTANCIAMIENTO SOCIAL

SUBTESORERO Dr. Juan Carlos López Jurado

VOCAL DE EJERCICIO PROFESIONAL Dra. Ana Cristina Arteaga Gómez

EMBARAZOY CONCEPCIÓN

VOCAL DE EDUCACIÓN E INVESTIGACIÓN Dr. Alejandro Rosas Balan

VOCAL DE PROYECCIÓN COMUNITARIA Dra. Paola Iturralde Rosas-Priego

CONSIDERACIONES AL RESPECTO DE LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS

DIRECTOR ADMINISTRATIVO C.P. Eduardo Martínez Aguilar

CONSIDERACIONES AL RESPECTO DE LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS

Conscientes del estado actual de la pandemia generada por la diseminación mundial del coronavirus (COVID-19), de las potenciales consecuencias en la salud femenina y de la necesidad de contar con información veraz en tiempo y forma dirigida a los profesionales de la salud, el Consejo Directivo actual del Cole- gio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia A.C. (COMEGO) se ha dado a la tarea de revisar las evidencias cientícas disponibles a través de expertos en el área, incluyendo colegiados, profesionales y anes. Así, como las dispocisiones normativas al respecto dictadas por la Secretaria de Salud. Los coronavirus fueron identicados hace más de 60 años, los cuales pertenecen a la familia Coronaviridae, subfamilia Orthocoro- navirinae. Son virus ARN de cadena positiva que pertenecen al orden Nidovirales y que cuentan con una supercie característica, en la cual los viriones tienen una apariencia de corona bajo el microscopio electrónico, razón por la cual llevan el nombre “corona-virus”. Se sabe que los coronavirus infectan a los huma- nos, así como a una variedad de animales donde sobresalen las aves y otros mamíferos. Los epitelios del tracto respiratorio y gastroin- testinal representan los tejidos blanco del coronavirus. Por lo que la eliminación viral es a través de estos sistemas y la transmisión puede ocurrir en diferentes rutas: fómites, aire o fecal-oral.

El mecanismo más frecuente de transmisión del COVID-19 es de persona a persona a través de contacto directo al estornudar, toser o hablar, momento en que las partículas virales en la saliva estarán en contacto con la piel, mucosas o las partículas virales podrian per- manecer en el aire y supercies de objetos de uso general o personal. Se ha descrito que el tiempo de supervivencia del virus en super- cies inanimadas es de hasta 9 días, disminu- yendo este periodo con temperaturas supe- riores a 30ºC. El periodo de incubación puede variar de 2 a 14 días. Y el antecedente de con- tacto con personas provenientes de áreas epi- démicas de COVID-19 (China, Europa, Norte América, etc) o de convivencia con personas positivas para COVID-19, son los factores de riesgo mas importantes para adquirir esta infección, y en mujeres embarazadas, lactan- tes, personas mayores de 60 años o enfermos con enfermedades sistémicas crónicas la severidad y consecuencias de la infección por COVID-19 son mayores.

Las infecciones en humanos con coronavirus raramente causan enfermedad grave, como síndro- me respiratorio agudo severo a excepción de MERS-CoV y SARS-CoV, los cuales han demostrado una alta tasa de letalidad. El cuadro clínico por COVID-19 se caracteriza por ebre, tos, disnea, mialgias, artralgias y en la variedad severa se presenta insuciencia respiratoria secundaria a daño intersticial pulmonar. La mortalidad por COVID-19 es debida a falla respiratoria, choque séptico y falla orgánica múltiple. Hasta la actualidad no existe tratamiento causal para la infección por COVID-19, el manejo médico debe de estar dirigido aliviar los sintomas, prevenir y tratar oportunamente las complica- ciones y limitar el daño. La pandemia por COVID-19 nos ha permitido conocer algunos aspectos epidemiológicos y siopatológicos, ya que esta entidad representa una infección "nueva" en los humanos. COVID-19 es más contagioso que la gripe, con una tasa de mortalidad comparativa- mente mayor, ya que su mecanismo de letalidad involucra directamente la funcionalidad pul- monar en individuos suceptibles.

Acorde al comportamiento de la pandemia y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la Secretaria de Salud ha establecido las siguientes fases epidemiológicas:

Fase 1.- Casos importados de infección por COVID-19. Donde se recomienda:

a. Lavado frecuente de manos con agua y jabón o la utilización de alcohol gel al 70%. b. Limitación del contacto físico, manteniendo un espacio libre entre 1-2 metros entre las personas. c. Identicación oportuna de los casos sospechosos y noticación a las autoridades sanita- rias. d. Divulgación de la información pertinente en clínicas, hospitales, escuelas, trabajos.

Fase 2.- Transmisión comunitaria de COVID-19. Donde se recomienda:

Además de los incisos del a al d

e.

Suspensión de eventos masivos.

f.

Implementación de ltros sanitarios en clínicas y hospitales.

g. Implementación de trabajo en casa en lo posible, asesoria al paciente en casos posibles.

Fase 3.- Etapa epidemiológica por la infección por COVID-19. Donde se recomienda:

Además de los incisos del a al g

h.

Restricción de toda actividad comercial.

i.

Cuarentena obligatoria.

Mitigación de riesgos y distanciamiento social.

• Optimizar el personal de salud, acorde a la demanda de atención médica en los diferentes establecimientos de salud. • Fomentar la comunicación telefónica y digital de los profesionales de la salud en estableci- mientos de salud, durante la alerta epidemiológica. • Limitar el número de visitantes a una sola persona de apoyo y alientar métodos alternati- vos de participación, como son el teléfono o video. • Implementar procedimientos para que el personal trabaje virtualmente o desde su hogar, entendiendo que tales arreglos deben ser individualizados. • Cuando se deben realizar procedimientos urgentes, minimizar el tiempo que el paciente espera en el área de recepción o en la sala de espera. • Realizar un inventario de los equipos de protección personal (EPP) disponibles y desarro- llar estrategias para optimizar el uso y el suministro. • Deben evitarse los viajes no esenciales, especialmente a áreas altamente impactadas, cuando sea posible. • Las preocupaciones del paciente y del personal incluyen: “La pandemia de COVID-19 pre- senta una amenaza sin precedentes de proporciones inimaginables para el bienestar psicológico y emocional de los pacientes y el personal”. Por lo que, la invisibilidad y la incertidumbre de la pandemia pueden provocar sentimientos de pánico, terror, impotencia, desesperanza y pérdida de control. Por lo cuál, se debe reconocer la creciente necesidad de apoyo emocional y psicológi- co tanto en los pacientes como en el personal. • Fomentar la formación cruzada del personal en caso de ausencia del personal. • Instituir un sistema de tele-medicina para pacientes nuevos y subsecuentes.

Embarazo y concepción.

No hay pruebas sólidas de efectos negativo de la infección por COVID-19 durante el em- barazo, especialmente aquellos en etapas tempranas, como lo indican las últimas actua- lizaciones de CDC en los Estados Unidos y otros en Europa. Hay algunos casos reportados de mujeres positivas para COVID-19 que dieron a luz a bebés sanos libres de la enfermedad. Se han reportado resultados adversos neona- tales (ruptura prematura de membranas, parto prematuro) en bebés nacidos de madres positivas para COVID-19 durante el embarazo, pero los informes se basan en datos limitados. Del mismo modo, se ha publi- cado un informe de caso de un bebé infecta- do, pero no hubo pruebas sólidas de que esto fuera el resultado de la transmisión vertical. Estos datos, aunque alentadores, solo infor- man números pequeños y deben interpretar- se con precaución. Se reeren a embarazos en sus etapas nales, pero no tenemos informa- ción sobre el posible efecto de la infección por COVID-19 en embarazos en etapas iniciales. Sin embargo, en vista de las consideraciones anteriores y los resultados maternos y neona- tales informados en casos de otras infecciones por coronavirus (SARS), COMEGO continúa recomendando un enfoque de precaución.

También es importante tener en cuenta que algunos de los tratamientos médicos adminis- trados a pacientes gravemente infectados pueden indicar el uso de medicamentos que están contraindicados en embarazadas. Actualmente no está claro si COVID-19 puede cruzar la ruta transplacentaria hacia el feto. En series de casos recientes limitadas de bebés nacidos de madres infectadas con COVID-19 publicadas en la literatura revisada por pares, ninguno de los bebés ha dado positivo por COVID-19. Si bien el historial de viajes es siempre un componente esencial de los antecedentes médicos, los profesionales de la salud deben estar atentos para obtener un historial de viaje detallado, así como un historial de expo- sición a personas con síntomas de COVID-19, incluidas las embarazadas que presentan ebre o enfermedad respiratoria aguda y deben seguir las recomendaciones de las Guías Clínicas respectivas de reciente difusión para el tratamiento de pacientes con infec- ción conrmada y orientación para evaluar e informar a las personas bajo investigación (PBI). Los bebés nacidos de madres con COVID-19 conrmado deben considerarse PBI y como tal, estos bebés deben aislarse.

Los obstetras y otros profesionales enfocados a la atención prenatal deberán considerar crear un plan para abordar la posibilidad de una disminución de la fuerza laboral de aten- ción médica, la posible escasez de equipos de protección personal, salas de aislamiento limi- tadas y deberían maximizar el uso de tele-me- dicina en tantos aspectos de la atención pre- natal como sea posible. Para reducir el riesgo de transmisión del virus que causa el COVID-19 de la madre al recién nacido, las instalaciones deben considerar la posibilidad de separar temporalmente. La madre debe determinar si y cómo comen- zar o continuar la lactancia materna, en coor- dinación con su familia y los profesionales de la salud. Actualmente, la principal preocupa- ción no es si el virus puede transmitirse a través de la leche materna, sino más bien si una madre infectada puede transmitir el virus a través de gotas respiratorias durante el período de lactancia. Una madre con COVID-19 conrmado o que tiene un PBI sintomático debe tomar todas las precauciones posibles para evitar transmitir el virus a su bebé, lavarse las manos antes de tocar al bebé y usar una máscara facial, si es posible, durante la lactancia.

Como medida de precaución, y en línea con la posición de otras sociedades cientícas, acon- sejamos que las pacientes infertiles o aquellas que consideren o planeen un tratamiento profertilidad, incluso si no cumplen con los criterios de diagnóstico para la infección por COVID-19, deben evitar quedar embarazadas durante la pandemia.

Bibliografía

Secretaria de Salud. Lineamiento para la atención de pacientes por COVID-2019. Accesado 22 de marzo, disponible e n : h t t p : / / c v o e d . i m s s . g o b . m x / s e c r e t a r i a - d e - s a l u d - l i n e a m i e n - to-estandarizado-para-la-vigilancia-epidemiologica-y-por-laboratorio-de-enfermedad-por-201- ncov/ Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). Resumen de la situación. Consultado el 15 de marzo de 2020, disponible en: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019- ncov/summary.html ACOG. Consultado 17 de marzo, disponible en: https://www.acog.org/Clinical-Guidan- ce-and-Publications/Practice-Advisories/Practice-Advisory-Novel-Coronavirus2019 Chen, H., Guo, J., Wang, C., Luo, F., Yu, X., Zhang, W., Zhang, Y. (2020). Clinical characteristics and intrauterine vertical transmission potential of COVID-19 infection in nine pregnant women: a retrospective review of medical records. The Lancet. doi:10.1016/s0140-6736(20)30360-3. Acces- sible en: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30360-3/fulltext Zhu H,Wang L, Fang C, Peng S, Zhang L, Chang G, Xia S, ZhouW. Clinical analysis of 10 neona- tes born to mothers with 2019-nCoV pneumonia. Transl Pediatr. 2020 Feb;9(1):51-60. doi: 10.21037/tp.2020.02.06. Accesible en: http://tp.amegroups.com/article/view/35919/28274

Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, A.C. TorreWTC Montecito No. 38 | Piso 29 Ocina 21 Col. Nápoles Cd. Mx. C.P. 03810 | Tels.: 9000-3158/9000-3160 www.comego.org.mx informacion@comego.org.mx - direccion@comego.org.mx - presidencia@comego.org.mx

COMEGOAC

COMEGOAC

Educa Comego

@COMEGOAC

@COMEGOAC

Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11

Made with FlippingBook - Online catalogs