BOLETIN INDUSTRIAL Mayo 2021

Qué impide que la Industria 4.0 se consolide y qué hacer al respecto

4. Empleados comprometidos y productivos 5. Optimización de costos 6. Planificación eficaz de la oferta y la demanda

La pandemia de COVID-19 afectó duramente amuchas fábricas. Las restricciones contínuas diseñadas para intentar frenar el virus han dificultado la recuperación. Algunos fabricantes renovaron sus operaciones con sensores de Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) que permitieron monitorear una fábrica con menos personal en el sitio. Otros invirtieron en robots que deambulaban po r los almacenes para desinfectar sus instalaciones. L a Industria 4.0 puede ser lo que usted quiera que sea, si ésta se adecua a sus necesidades reales como fabricante. Se puede definir la Industria 4.0, en términos prácticos, como una caja de herramientas tecnologías que usted puede escoger según sus necesidades. Y como cualquier caja de herramientas, está llena de algunas herramientas cotidianas y otras altamente especializadas. La caja de herramientas 4.0 contiene sensores, inteligencia artificial, realidad aumentada, análisis de big data, robótica avanzada, vehículos de guiado automático, wearables (dispositivos electrónicos inteligentes incorporados a la vestimenta o al cuerpo), fabricación aditiva y mucho más. Sin embargo, sin importar la herramienta, es probable que podamos estar de acuerdo en que el tema común es el deseo de digitalizar datos, aprovecharlos en tiempo real y usarlos para impulsar mejoras en la agilidad y la resistencia que de otra manera no se podrían lograr. Según una encuesta reciente, sólo el 40% de las grandes empresas cuentan con una hoja de ruta estratégica de la industria 4.0 a largo plazo. Y esa cifra es sólo del 18% para las empresas medianas. Por lo tanto, no es de extrañar que las tasas de adopción de tecnología sean tan bajas: con una falta de dirección empresarial, los profesionales de fabricación deben resolverlo todo por sí mismos y luego luchar por financiamiento y soporte. Los malentendidos continúan y existe la creencia de que el avance digital equivale a una transformación costosa que implica muchos recursos. En realidad, se pueden dar algunos pasos básicos dentro de las instalaciones, con un retorno de la inversión fuerte y rápido. Centrándose en los fundamentos ¿Los objetivos de fabricación de hoy son diferentes de los de décadas anteriores? En realidad no. Los objetivos fundamentales dentro de la planta siguen siendo los mismos: 1. Salud y seguridad del personal

En términos simples, queremos ver resultados comerciales y operativos tangibles, cuantificables y extraordinarios que hagan que la organización mejore. Cada iniciativa de mejora empresarial está diseñada para tener un impacto positivo en uno o en una combinación de estos objetivos fundamentales. Si la Industria 4.0 nos brinda la caja de herramientas para acelerar el progreso tecnológico y mejorar el desempeño comercial, ¿por qué tantas empresas se quedan atrás en su adopción? El obstáculo a vencer Sin duda, el mayor obstáculo a vencer es la falta de visión estratégica a nivel empresarial. La industria 4.0 es demasiado grande y relevante para resistirse a ella. Desde la perspectiva de la mayoría de los líderes senior, los equipos y sistemas heredados funcionan bien y podemos encontrarles suficientes mejoras sin una inversión demasiado costosa. Es probable que éste no sea el sentimiento en el piso de fabricación y el resultado es que muchas organizaciones no busquen aprovechar las oportunidades que presentan los elementos individuales de la Industria 4.0. Adoptar un enfoque pequeño y crear un plan en torno a los fundamentos más básicos podría ser un primer paso simple. La inversión financiera es un requisito clave y el estancamiento tecnológico puede convertirse fácilmente en un obstáculo importante. La expectativa del costo y la complejidad de la Tecnología de la Información (TI) es comprensible. Es común que se perciba la necesidad de invertir en infraestructura de sistemas de hardware y software nuevos y costosos. Por no mencionar los aparentemente altos costos organizacionales de implementación: posible interrupción de la producción, drenaje de recursos o el riesgo de quedar atrapado en los primeros pasos. Si no se tiene una mala expectativa de los resultados y se guía bien la TI es posible que todo salga de la mejor manera. La implementación de la Industria 4.0 no requiere necesariamente de inversiones masivas en una nueva infraestructura de TI y Sistemas de Planificación de Recursos Empresariales. Habrá un nivel de inversión, pero justo ésa es la palabra clave: inversión. Demasiadas organizaciones no logran construir el escenario comercial adecuado para el cambio y, en lugar de eso se centran sólo en el costo. Elegir la herramienta adecuada requiere claridad y comprensión de los beneficios cuantitativos y cualitativos. La simple instalación de sensores precisos mejorar la Eficiencia General de los Equipos en tiempo

2. La mejor calidad posible 3. Rendimiento optimizado

Made with FlippingBook Publishing Software