Diccionario enciclopédico de psicoanálisis de la API

Volver a la tabla de contenido

al “núcleo patógeno”. De hecho, según él, fue debido a la represión que la idea se convirtió en la causa de los síntomas mórbidos, es decir, se volvió patógena (ibíd., p. 285). Para ser efectiva, la represión exige un constante desgaste de energía. Los síntomas son el resultado del fracaso de la represión, es decir, el retorno de lo reprimido. Al mismo tiempo, en la “inervación somática” (ibíd., p. 285) se utiliza el afecto que le fue extirpado a la idea reprimida a través de su conversión histérica en un síntoma corporal. El innovador método psicoanalítico de la asociación libre se desarrolló a partir de la constatación de que “ es totalmente infructuoso avanzar en forma directa hasta el núcleo de la organización patógena ” (ibíd., p. 292, énfasis en el original), ya que los estratos internos de la organización patógena son cada vez más ajenos al yo (ibíd., p. 290). Según Freud, no todas las experiencias de la primera infancia se someten a la represión. La teoría freudiana estipuló que el inconsciente contiene deseos obsesivos de la infancia, marcados por la sexualidad infantil. En esta primera etapa, que se conoce gracias a su correspondencia con Fliess (Freud, 1892-1899), Freud estaba elaborando lo que más tarde se ha llamado la teoría de la seducción : el niño es seducido por un adulto, una relación que deposita huellas inquietantes que más tarde reaparecen en la conciencia, desplazadas y distorsionadas por fuerzas que se oponen a su realización consciente. La teoría de la seducción era esencialmente una teoría del trauma sexual patógeno pre-adulto, entendida como el factor determinante de una psicopatología posterior. La experiencia traumática de la infancia podía haberse olvidado, disociado o reprimido, pero se reactivaba o ejercía un efecto traumático diferido en la adolescencia, después de la pubertad. La noción de las fuerzas emparejadas en oposición dinámica, las cuales daban lugar a nuevas formaciones psíquicas, es un legado aún vigente del aspecto dinámico del inconsciente. Entre 1893 y 1895, Freud habló de una oposición entre los afectos asociados a acontecimientos traumáticos y las prohibiciones morales de la sociedad. A medida que Freud avanzaba en su autoanálisis, entre 1895 y 1900, se dio cuenta de que estas fuerzas opuestas iban internalizándose gradualmente: por ese entonces, Freud estaba elaborando su concepción inicial del aparato psíquico, organizado por dos fuerzas emparejadas en oposición dinámica, el deseo inconsciente y su prohibición orientada a la realidad. Fue en esta época, cuando la teoría del inconsciente todavía no estaba sistematizada, que a Freud se le ocurrió la idea de que el material psíquico se sometía de vez en cuando a un reordenamiento , una transcripción . En su correspondencia privada con Wilhelm Fliess, con fecha 6 de diciembre de 1896, Freud (1892-1899) le explica a Fliess que está elaborando una hipótesis sobre el establecimiento del “ mecanismo psíquico ” en forma de huellas mnémicas . Estas huellas mnémicas pasan por un proceso de estratificación, son reordenadas según la percepción y, finalmente, se someten a una transcripción profunda. Lo que aquí se plantea es que el aparato psíquico está constantemente transcribiendo escenas escuchadas y vistas que todavía no pueden entenderse de forma apropiada. Este es un primer indicio del concepto de Nachträglichkeit . En el borrador de Proyecto (1895) que no publicó en vida, Freud

169

Made with FlippingBook - Online magazine maker