Diccionario enciclopédico de psicoanálisis de la API

Volver a la tabla de contenido

natural que vive fuera de la cultura. La idea de un niño instintivo que exprese patrones de apego está muy lejos de la idea que tiene Lacan del sujeto que, según él, está inscrito en la cultura desde el comienzo de su existencia. En el psicoanálisis, las teorías del conflicto generalmente se centran en la experiencia del placer contra el displacer y en los esfuerzos para resolver los conflictos entre los dos. Necesariamente, esto implica una teoría del “anhelo”, de la motivación, intención o deseo. Este último término, el deseo y, de hecho, la relación conceptual entre el deseo (del inglés, desire ) y el anhelo ( wish ) desempeña papeles muy importantes en el pensamiento lacaniano y contribuye a aclarar la función implícita del conflicto intrapsíquico dentro de ese pensamiento. La palabra francesa désir es una traducción adecuada de la alemana Wunsch , la palabra que generalmente utiliza Freud y se traduce como wish en inglés ( anhelo , en esta traducción al español). Sin embargo, désir también representa la palabra alemana Begierde (Begehren) , que es la palabra que generalmente aparece en los textos de Hegel, una palabra más compleja que Wunsch , que sugiere una intensidad más allá del anhelo, es decir, una pasión, codicia o lujuria. Lacan connota tanto el Wunsch de Freud como el Begierde de Hegel en la palabra désir , y ambas podrían representarse en inglés con la palabra desire , pero no con la palabra wish. Si analizamos el contraste entre los términos wish y desire , encontramos diferencias con respecto a la función de la fantasía y, de hecho, en la concepción misma del inconsciente. La idea de Brenner de que los anhelos originales son esencialmente realistas y sólo se convierten en fantasías reprimidas cuando entran en conflicto con anhelos más poderosos – o sea, para evitar la desaprobación, etc. – es muy distinta de la idea de Lacan del inicio del deseo como fantasía inconsciente: la fantasía inconsciente que puede transmitirse a través de varios anhelos discretos. El sujeto dividido solicita ayuda al analista para reducir la experiencia dolorosa o desagradable. Sin embargo, el análisis procede a abordar qué más pueden significar estos requerimientos. Si se hiciera al revés, es decir, si el análisis primeramente se centrara en reducir el displacer, esto haría imposible el análisis. La conclusión es que existe otro anhelo en esa solicitud de ayuda, y tal vez sea un anhelo orientado a la idea del analista que lo sabe todo o sobre lo que éste analista conocedor le otorgará (en la transferencia). Este otro anhelo refleja la división entre la solicitud (consciente) y el deseo (inconsciente). Todo el trabajo clínico psicoanalítico gira en torno a esta división. En francés, una solicitud es une demande . Por lo tanto, esta división del sujeto del psicoanálisis tiende a abordarse en las traducciones al inglés y al español como aquello que ocurre entre la demanda y el deseo . La distinción entre la demanda y el deseo es similar a la distinción entre el contenido manifiesto y el latente, pero no es exactamente lo mismo. Para Lacan, el contenido manifiesto de la demanda es menos importante que su lógica. La demanda tiene la lógica de una solución imaginaria a la falta: “Si pudiera tener lo que quiero me sentiría realizado.” Como el anhelo, la demanda lleva implícita una totalidad imaginada, es narcisista en la forma. Da por hecho que existe una reparación

50

Made with FlippingBook - Online magazine maker