Perez Halpern Spanish January 2019

¡PERO NO ES MI CULPA!

En esta columna, Andy comparte algunos de sus conocimientos sobre daños a la propiedad para que pueda comprender mejor cómo funciona el proceso.

• Los arañazos en la carrocería del vehículo lo exponen a los elementos, causando la oxidación.

• Conducir con el rim de una llanta doblada hace que la llanta explote.

A menudo hablo con clientes sobre sus responsabilidades después de un choque. Lo que sorprende a muchos de ellos es que incluso si no tiene la culpa del choque, tiene la responsabilidad de minimizar o, como decimos en el campo legal, mitigar los daños causados a su vehículo. Si no toma medidas para minimizar el daño, podría afectar la cobertura que recibe de la compañía de seguros del conductor culpable. Así es como esta situación puede desarrollarse. Digamos que Sam estuvo involucrado en un choque. Después de asegurarse de que está bien y de que su auto es manejable, regresa a su vida. Hubo un pequeño rasguño en la puerta del pasajero, pero a ella no le preocupa. Más tarde esa semana, llueve, y el metal expuesto en el auto de Sam comienza a oxidarse. Ella lo manda a arreglar, pero debido a que no tomó medidas para minimizar el daño a su auto, la compañía de seguros puede no pagar por esta reparación.

A diferencia de Sam, no espere a que el daño del clima convierta un pequeño rasguño en un problema mayor. Después de un choque, si su automóvil cumple con las normas de seguridad de su estado y puede conducirlo, asegúrese de que cualquier daño que pueda empeorar con el tiempo esté protegido. Antes de hacer cualquiera reparación en el carro, asegúrese de documentar los daños con potos. Entonces cubra y repare cualquier vidrio roto, arregle los arañazos y maneje cualquier otro problema. Las compañías de seguros no harán nada hasta que hayan tenido la oportunidad de finalizar la investigación del reclamo. Entonces, si tiene seguro de colisión, puede optar por que su propia póliza se encargue de las reparaciones del carro. Esto debería acelerar el proceso, ya que no tiene que esperar a que la compañía de seguros termine su investigación, y puede ayudar a minimizar cualquier daño posterior. Usar la cobertura de colisión para manejar las reparaciones y minimizar el daño a su automóvil no es una admisión de culpabilidad y no debería afectar negativamente la calificación de su seguro.

Aquí hay algunos ejemplos más de cómo el clima puede dañar aún más un vehículo:

Todo se reduce a tomar las precauciones adecuadas para minimizar el daño a su automóvil. Si algo está dañado, repárelo de inmediato.

• Un parabrisas agrietado permite que el agua entre al vehículo, dañando el interior.

El próximo mes, cubriré temas adicionales relacionados con daños a la propiedad. Manténgase informado y, si tiene alguna pregunta, llámenos.

El Dip de Espinaca de Meliha

sudoku

Ingredientes • 3 cucharaditas de aceite de oliva, divididos • 1 cebolla pequeña, finamente picada • 2 dientes de ajo, picados • 2 paquetes (10 onzas) de espinacas congeladas — descongeladas, escurridas y cortadas • 1/2 taza de leche • 6 onzas de queso crema

• 1/2 taza de queso mozzarella rallado • 1/4 taza de queso cheddar rallado • 2 pizcas de salsa inglesa (“Worcestershire sauce”) • Sal y pimienta negra molida al gusto • 1 cucharada de Adobo (o al gusto) • 1/2 taza de queso mozzarella rallado

Instrucciones 1. Precaliente el horno a 425 grados F. Engrase un cuenco para hornear poco profundo de 1 1/2 cuartos de galón con 1 cucharadita de aceite de oliva. 2. Caliente 2 cucharaditas de aceite de oliva en una olla grande a fuego medio. Cocine y revuelva la cebolla y el ajo en aceite caliente hasta que estén ligeramente dorados, de 4 a 7 minutos. Agregue las espinacas y cocine a fuego lento hasta que las espinacas estén calientes, aproximadamente 5 minutos. Escurra cualquier líquido sobrante de la mezcla y transfiera a un recipiente. 3. Vierta la leche en la olla y revuélvala a fuego medio. Derrita el queso crema en la leche; cocine y revuelva durante 3 minutos. Regrese la mezcla de espinacas a la olla con 1/2 taza de queso mozzarella y queso Cheddar; revuelva para combinarlas. Sazone la mezcla con salsa inglesa, sal, pimienta y Adobo. Vierta la mezcla en el cuenco para hornear preparado y cubra con 1/2 taza de queso mozzarella. 4. Hornee en un horno precalentado hasta que esté burbujeando y dorado, de 20 a 25 minutos.

www.PEREZHALPERN.com | 3

www.perezhalpern.com

Made with FlippingBook - professional solution for displaying marketing and sales documents online