Spada Law - Spanish - Enero 2019

S pada L aw G roup INJURY LAW LLC

THE SLG ADVISOR

617.889.5000 | SPADALAWGROUP.COM

ENERO 2019

Enfrentando lo inesperado

COMO SOBREVIVIMOS LO PEOR?

mi equipo — son como familia para mí. He trabajado con ellos por años. Dependen de mi para su bienestar economico que que soy su empleador — asi que no podia fallarles. La idea que esta gente estaría sin trabajo y tendrían que preocuparse por conseguir otro trabajo era mas aterrorizante que mi propia muerte. “Lo que viví me hizo tener mayor nivel de empatía.” Afortunadamente, encontraron el cáncer a tiempo. Me recuperé y hoy me enorgullece decir que ya no tengo cancer. Mi bufete de abogados continua creciendo, y de la incertidumbre y preocupación, vino un nuevo entusiasmo por la vida. Obviamente no tengo tiempo ilimitado para perfeccionar mi legado y no puedo desperdiciar el tiempo--y recordarme de siempre decirle a mi familia cada dia que la quiero. Cada día debo luchar por ser extraordinario mientras disfruto lo que tengo en frente mío. Lo que viví me hizo tener mayor nivel de empatía. Admito, había un tiempo que no apreciaba lo que tenia. Cuando trabajas como abogado de danos personales, todos tus cliente están heridos o en dolor. Después

Dicen que uno no sabe cuan fuerte es hasta que no hay otras opciones. Siempre pensé que era un hombre resiliente. Luego la vida me dio una sorpresa, y tuve que comprobar de que estaba hecho. Un poco más de dos años, todo me iba bien — estaba saludable, con una familia estupenda, a mi bufete de abogados le iba bien, lo cual ejercitaba con mi compañero de leyes, Vincent Zullo. Vincent era como un hermano para mí. Pero un lunes, 13 de julio del 2016 recibí una llamada histérica de un cliente que también era vecino de Vin. Estaba llorando y entre lágrimas, solo pudo decirme “Se nos fue." Mi compañero y amigo querido había sufrido un infarto masivo al corazón. Murió a los 53 años, dejando una esposa y dos adolescentes hermosos. En las semanas después de la muerte de Vin, estaba muy triste y preocupado. Después de 18 años trabajando juntos, tendría que llevarlo todo solo. Cada día que veía la oficina de Vin vacía, las emociones de duelo y ansiedad me paralizaban. Pero había más sorpresas. Dos semanas después de la muerte de Vin, me diagnosticaron con cáncer. En los próximos 30 días, mi vida era una oleado de ultrasonidos, MRIs y cirugia. Estaba incierto sobre mi futuro o si tenía futuro. Estaba asustado, hecho un desastre, pero sabía que tenía que mantener mi compostura. Había muchos que dependían de mi sobrevivencia. Podía ver la preocupación en los ojos de mis hijos. Sabía que mi esposa estaba preocupada sobre todo después de ver lo que vivió la esposa de Vin después de la muerte de mi compañero. Y después está

de tantos años, uno se insensibiliza. Tener que enfrentar mi propia mortalidad era como un despertar que necesitaba. Uno es mejor abogado cuando entiende lo que viven los clientes. El miedo, el dolor, la incertidumbre, puede sofocarlo a uno. El saber que hay alguien que lucha por ti puede darte la fuerza para seguir. Hoy mis hijos tienen un padre mas presente, mi esposa tiene un esposo mas agradecido, y mi equipo un líder mas entusiastica y feliz. Realmente pienso que mis clientes tienen un abogado mas involucrado y con mas empatía. Gracias por el amor y apoyo de mi familia, amigos, y equipo tengo otra oportunidad al bate. Y pienso sacarla del estadio! -Len Spada

CALL NOW! 617.889.5000 • 1

spadalawgroup.com

Made with FlippingBook Online document