Diccionario enciclopédico de psicoanálisis de la API

Volver a la tabla de contenido

que buscan ayudar a la persona a maximizar el placer y minimizar el displacer. Para los teóricos modernos del conflicto, cada fantasía inconsciente es una expresión de cómo esta función sintetizadora de la mente lidia con el conflicto. Los contenidos de estas fantasías inconscientes derivan de las ambivalencias y los conflictos de la infancia, y de las variantes que van apareciendo durante toda una vida. En la mente se forman elementos complejos que dependen de la circunstancia y la necesidad. En cualquier caso, los elementos del conflicto siguen siendo los mismos, es decir, una pulsión derivada, un efecto desagradable, una defensa, una expresión moral o ética, o una demanda del mundo exterior; mientras que el contenido del conflicto varía con cada individuo, según su composición, experiencia vital y situación actual. Los teóricos del conflicto entienden esta elaboración como la manifestación de la estructura y el proceso de la actividad negociadora que caracteriza la vida mental. III. B. El inconsciente según la teoría “británica” de las relaciones objetales (Klein, Bion, Winnicott) La teoría de las relaciones objetales es una teoría post-freudiana de gran importancia, originada en Inglaterra y Francia. La teoría de las relaciones objetales desarrolla un concepto de inconsciente que no parte del modelo energético freudiano de la pulsión y el proceso de represión, sino de un modelo relacional de la mente. Todos los conceptos teóricos derivados de esta escuela describen el inconsciente como un sistema que se desarrolla y configura dentro de una relación . La teoría de las relaciones objetales se centra en el rol del objeto concebido como el producto de la internalización de las experiencias relacionales que el individuo ha experimentado desde la primera infancia. Según esta perspectiva, existe un punto de encuentro entre los dominios intrapsíquicos y los intersubjetivos , los eventos relacionales y las funciones mentales inconscientes. La pulsión innata del bebé se va formando a través de sus interacciones con el entorno que, a su vez, se enriquecen y remodelan gracias a los procesos psíquicos inconscientes. A pesar de que fue poco conocido en vida, “el hombre que des-dividió el átomo psíquico” (Malberg & Raphael-Leff, 2014), W. R. D. Fairbairn (1952), se considera uno de los primeros innovadores teóricos en este ámbito. Más reconocido e influyente ha sido el trabajo de Melanie Klein, que va desde una perspectiva puramente intrapsíquica hasta una intersubjetiva. El inconsciente de Klein se caracteriza por los mecanismos de defensa del niño, quien se ve empujado a abandonar la angustia y la parte sádica del yo – dominados por la pulsión de muerte – a través de los procesos inconscientes de escisión e identificación proyectiva . A esto se le añaden las defensas de la negación y la idealización. El concepto de inconsciente como un producto de la represión primordial propuesto por Freud, no encaja en el concepto kleiniano del inconsciente (Mancia, 2007). Según la teoría kleiniana, la vida interior del individuo parte de la fantasía inconsciente y está gobernada por

189

Made with FlippingBook - Online magazine maker