Diccionario enciclopédico de psicoanálisis de la API

Volver a la tabla de contenido

compromiso: es decir, en torno al conflicto. Para los teóricos modernos del conflicto, el desarrollo mental es más una secuencia de formaciones de compromiso que la clásica estructura tripartita de Freud (ello, yo, superyó). El objetivo de la cura psicoanalítica es ayudar al paciente a reconocer sus conflictos inconscientes y lograr una comprensión de cómo se defiende contra los derivados de la pulsión basados en miedos inconscientes que se remontan a la infancia. La tarea del analista es estructurar una situación psicoanalítica que facilite la emergencia de conflictos y defensas inconscientes de la manera más clara posible e interpretar este material inconsciente para ayudarlo a hacer formaciones de compromiso más adaptativas (Abend, 2005, 2007; Arlow, 1963; Brenner, 1982, 2002; Druck et al., 2011; Ellman et al., 1998). Inicialmente, la psicología del yo estaba asociada con Anna Freud, Heinz Hartmann y sus colaboradores Ernst Kris, David Rapaport, Erik Erikson y Rudolf Lowenstein. Muchos otros hicieron contribuciones importantes y su impacto técnico influyó en el posterior desarrollo de la teoría; estos incluyen a R. Waelder, O. Fenichel, E. Jacobson, M. Mahler, H. Nunberg, J. Arlow, C. Brenner, L. Rangell, H. Blum y otros. Jacob Arlow (1987) resume el interés inquebrantable de los psicólogos del yo por el conflicto. Arlow, parafraseando a Anna Freud, Ernst Kris (1950) y Heinz Hartmann (1939), escribió: “El psicoanálisis puede definirse como la naturaleza humana vista desde el punto de vista del conflicto” (p. 70). En su revisión de la psicología del yo y la teoría estructural contemporánea, Blum (1998) observó que la psicología del yo era “un nombre inapropiado para una teoría estructural porque, de hecho, no existe una ‘psicología del yo’ literal y encapsulada …” (Blum, 1998, p. 31). La psicología del yo, al reaccionar contra la psicología del ello, dio más importancia a la superficie psíquica, puesto que la consideraba un indicativo de conflictos inconscientes más profundos. Esto se asoció con un interés renovado en el preconsciente y el contenido manifiesto de fantasías, sueños y recuerdos encubridores. La interpretación se consideró un proceso ordenado secuencialmente. La secuencia interpretativa iba desde la superficie hasta la profundidad, y anteponía la “defensa al contenido”. También destacaba la resistencia de las comunicaciones de los pacientes y planteaba un tipo análisis que se hizo popular en la era posterior a la Segunda Guerra Mundial. El fundamento teórico más importante de la teoría estructural fue considerar el aparato psíquico desde el punto del vista de un conflicto entre el ello, el yo y el superyó, en que el yo media entre las otras dos agencias y la realidad, y va incorporando gradualmente consideraciones genéticas, del desarrollo y adaptativas. III. Ba. Anna Freud Anna Freud elaboró los procesos de defensa en la génesis del conflicto. Mientras que en 1926 estaba claro que el conflicto tenía dos dimensiones: el contenido defendido y los procesos de defensa, Freud dedicó más atención al

29

Made with FlippingBook - Online magazine maker