Diccionario enciclopédico de psicoanálisis de la API

Volver a la tabla de contenido

carácter y asociaciones libres son producto de un conflicto. Incluso el superyó, en opinión de Brenner, es una formación de compromiso o conjunto de formaciones de compromiso. En palabras de Brenner: “Todo en la vida psíquica […] es una formación de compromiso […], una combinación de la gratificación de derivados pulsionales […] de displacer en forma de ansiedad y afecto depresivo […], las defensas que funcionan para minimizar el displacer y el funcionamiento del superyó […]. Ningún pensamiento, ninguna acción, ningún plan, ninguna fantasía, ningún sueño o síntoma es simplemente uno u otro. Todos los comportamientos, sentimientos o pensamientos se determinan de múltiples maneras por todos los ellos…” (en: Richards, Willick, 1986, pp. 39-40). Este acercamiento tiene un impacto sobre la escucha del analista: “Uno ya no escucha a un paciente con la finalidad de contestar a la pregunta: ¿estoy satisfaciendo sus deseos, sus defensas o su superyó? Se sabe de antemano que la respuesta es sí a las tres cosas, en todos los casos. Por el contrario, uno aprende a preguntar: ¿qué deseos de origen infantil se están viendo gratificados? […] ¿Qué displacer (ansiedad o afecto depresivo) están suscitando? ¿Qué es un aspecto defensivo? ¿Qué es un aspecto del superyó?” (Brenner, en: Richards, Willick, 1986, p. 40). Basándose en el principio de la sobredeterminación de Freud y el principio de la función múltiple de Waelder, Rangell reafirma la versión contemporánea del conflicto en línea con las nociones ampliadas del conflicto y la formación de compromisos de Brenner y Arlow, como el principio de intercambiabilidad de elementos psíquicos: los elementos psíquicos participan en la interacción conflictiva y se sintetizan de forma sobredeterminada en nuevos productos psíquicos que luego participan de forma secundaria en la actividad del conflicto. El dinamismo complementario de la síntesis es el análisis, que disecciona los resultados psíquicos en sus componentes originales mientras busca caminos regresivos para llegar a la raíz del conflicto. En la vida, los componentes del conflicto se fusionan en un resultado psíquico, y este resultado es a menudo un estado cognitivo-emocional agregado que contiene síntomas primarios y secundarios superpuestos a la organización de la personalidad previamente alcanzada (Rangell, 1983; Papiasvili, 1995). Rangell formula los aspectos creativos e integradores del análisis de la defensa: “El camino hacia una integración saludable en el análisis es la diferenciación y la reintegración, mediante la estratificación de los agregados clínicos y su re-sintetización en totalidades adaptativas más estables…” (Rangell, 1983, p. 161). Gray (1994) amplia y redefine este enfoque en su “atención cercana al proceso” de los aspectos defensivos de la transferencia. Rangell (1963, 1967, 1985) retomó la cuestión de la señal de ansiedad versus el afecto como un desencadenante de la defensa en una secuencia de conflicto. Estudió procesos microscópicos antes, durante y después de que se activara la defensa, precediendo cualquier resultado psíquico, y concluyó que no importa cuál sea la naturaleza del afecto perturbador que participa en el conflicto, la ansiedad siempre es la señal inmediata del empleo de la defensa. Rangell describe un “ proceso

31

Made with FlippingBook - Online magazine maker