Diccionario enciclopédico de psicoanálisis de la API

Volver a la tabla de contenido

Intercambios, debates y estudios contemporáneos sobre el tema demuestran que existe un vínculo entre las corrientes y que, de hecho, su incompatibilidad es solo producto de la simplificación. Se tienen en cuenta dos factores: por un lado, y esto es así desde Freud, el fenómeno après-coup es un fenómeno activo, y desde luego reconocido, sin que haga falta nombrarlo y, por otro lado, actualmente los analistas utilizan con más frecuencia la versión simplificada del término après-coup, entendido como un desplazamiento temporal de reflexividad anterógrada, sin involucrar las atracciones del inconsciente y el trabajo que esto requiere en la misma medida que el concepto mismo. Finalmente, todos los estudios psicoanalíticos también pueden considerarse como efectos retardados de lo que motivó el trabajo de Freud. Sin duda, al seguirlo de cerca desarrollan, refinan y aportan nuevo significado a sus proposiciones. Además, al contrastar aspectos de la realidad que no fueron explorados en el trabajo de Freud, lo enriquecen y modifican en sus fundamentos. Se hace, por tanto, necesario un retorno a las concepciones del orígen traumático para que pueda surgir una nueva área de pensamiento que integre y reorganice el trabajo realizado hasta la fecha. III. D. La Nachträglichkeit en el psicoanálisis latinoamericano Desde una perspectiva latinoamericana, Freud describe que la Nachträglichkeit comporta una temporalidad no lineal y retroactiva, es decir, una interacción entre un “antes” y un “después”. Hay un acuerdo en que el concepto de Nachträglichkeit está asociado con lo que se conoce como el retorno a Freud. A pesar del predominio del pensamiento kleiniano en el psicoanálisis de la región del Río de la Plata hasta fines de los años sesenta no dejó de transmitirse una concepción no lineal de la temporalidad psíquica en Freud (Pontalis, 1968). La operación de Nachträglichkeit comprende dos escenas: el “después” que construye-constituye el “antes”. Estas escenas tienen una materialidad distinta y son asimétricas: en la escena del “después” hay un sujeto que se hace presente y participa en la creación de la escena del “antes”, donde lo que está presente es el objeto. Es solo en este “después”, con el advenimiento del sujeto, que es posible construir como trauma la escena “anterior” en la que hay/había solo “objeto”. Esto se lleva a cabo gracias a un movimiento circular y no recíproco entre las dos escenas que nos brinda una comprensión de la causalidad en psicoanálisis de forma no determinista. De esta manera, es posible ver cómo la Nachträglichkeit entrelaza la significación y la temporalidad al mismo tiempo que revela la diferencia entre los mecanismos de acción retroactiva y regresión. Si cada escena se significara a sí misma (si la escena “anterior” fuera traumática en sí misma), la acción retroactiva se transformaría en una regresión.

463

Made with FlippingBook - Online magazine maker