Meritocracia y Educación (versión ampliada)

meritocracia y educación: MOVILIDAD SOCIAL Y

DESIGUALDAD DE OPORTUNIDADES

"Un enfoque de Machine Learning"

septiembre 2023

meritocracia y educación: MOVILIDAD SOCIAL Y

DESIGUALDAD DE OPORTUNIDADES

"Un enfoque de Machine Learning"

Autores

David Martínez de Lafuente, Fundación ISEAK Ainhoa Vega-Bayo, Fundación ISEAK y UPV/ EHU

Visualización de datos:

Jose Ariza, Fundación Cotec para la innovación

Comité Asesor:

Caterina Calsamiglia, ICREA, Pentabilities Jorge Cimentada, Ryanair Lucas Gortazar, EsadeEcPol Álvaro Ferrer, Save the Children Gema Zamarro, Universidad de Arkansas

Coordinación:

Ainara Zubillaga, Fundación Cotec para la innovación Iria Mata, Fundación Cotec para la innovación

Ín DI CE

5

introducción 

meritocracia 

9 Conceptos, percepciones y argumentos en el debate público 10

Fuente de datos pisa 2018 

14

I. Movilidad social  18 ¿Hasta qué punto el rendimiento educativo en la adolescencia está determinado por el nivel socioeconómico familiar? 

conceptos 

19 20 23

técnicas e indicadores 

resultados 

Situación en España

24

Análisis comparativo entre países

26

Análisis comparativo entre comunidades autónomas

30

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

III. el rol de las políticas públi- cas 55 ¿Qué políticas públicas pueden ayudar a miti- gar las desigualdades educativas?

II. desigualdad de oportunida- des 32 ¿Cómo se distribuyen las oportunidades según circunstancias individuales que no se relacio- nan con el mérito personal?

limitaciones y otras considera- ciones finales  61

conclusiones 

63

Acuerdos y desacuerdos 

33

referencias 

67

el uso de machine learning como propuesta metodológica 

anexo a. resultados y figuras adicionales  71 anexo B. discusión sobre machi- ne learning  74

34

resultados 

39

¿Qué países presentan una mayor des- igualdad de oportunidades? 39

Regresión vs ML: ¿Cómo varían las esti- maciones de la desigualdad de oportuni- dades? 40

¿Cómo varía la desigualdad de oportuni- dades por regiones? 43

¿Qué comunidades autónomas son las más y menos equitativas? 44

¿Cómo varían los resultados educativos a medida que mejoran las circunstan- cias? 45

¿Qué estudiantes son los más y menos favorecidos? 47

¿Qué circunstancias son las más impor- tantes para la desigualdad de oportuni- dades? 49

Calidad vs Equidad: ¿es la eficiencia con - traria a la equidad educativa? 50

La importancia de una mirada multidi- mensional sobre la equidad educativa51

4

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

in tro duc ción

5

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

En las últimas décadas, la mayoría de los países desarrollados ha experimentado una creciente desigualdad de ingresos que plantea interrogantes sobre la meritocracia y la movili- dad social. Al mismo tiempo que las desigual- dades han aumentado, el ideal de que el éxito económico y social se basa únicamente en los logros y méritos personales ha ido, lentamente, desvaneciéndose. Pocas personas se oponen a la idea de que las recompensas económicas y sociales se encuentran mejor repartidas si atendemos al esfuerzo y al mérito, en lugar de a la cuna y a la herencia (Castillo et al., 2021). Sin embargo, muchos perciben que la meri- tocracia no opera (ni quizás nunca lo hizo) de esta manera (Markovits, 2019; Sandel, 2020; Barragué et al., 2022). Tras este desencanto se encuentra la aparente ineficacia de las políticas meritocráticas para abordar la falta de movili- dad social (Arrow et al., 2000). Las economías modernas han sido incapaces de distribuir las ganancias del crecimiento económico de manera equitativa entre los distintos miembros de la sociedad (Blanchet et al., 2022). Dicho aumento de las disparidades económicas se siente cada vez más intolerable porque perjudica de manera sistemática a las clases medias y trabajadoras (Rodrik, 2021). Es por esto que la idea meritocrática de igualdad de oportunidades choca con la realidad de una movilidad intergeneracional limitada (Chetty et al., 2014; Soria-Espín, 2022). Este creciente resentimiento hacia la concepción actual de la meritocracia nos plantea algunas preguntas importantes: ¿Se está recompensando real- mente el mérito o se trata simplemente una

nueva forma de privilegio? ¿Hasta qué punto las políticas públicas actuales promueven real- mente la igualdad de oportunidades? En el núcleo de estas cuestiones se encuentra el papel que juega la educación como uno de los pilares de la meritocracia. La transforma- ción educativa ocurrida a lo largo del siglo XX mediante la universalización de la educación primaria y secundaria, así como la democra- tización de la formación universitaria, marcó un avance fundamental para la difusión de oportunidades en la población. Como resul- tado, la capacidad de ascender socialmente depende en la actualidad considerablemente de las competencias adquiridas mediante la educación (Gunderson & Oreopolous, 2020; Dodin et al., 2022). Desde esta perspectiva, parece incontestable que el sistema educativo ha sido un instrumento igualador fundamental para mitigar la desproporcionada importan- cia de los privilegios de cuna y promover una distribución de oportunidades basada (al me- nos parcialmente) en el mérito. Sin embargo, esta creciente relevancia de la educación en las sociedades contemporáneas implica que también puede perpetuar las desigualdades económicas en lugar de combatirlas (Blanden et al., 2022). Cuando el aprendizaje y las opor- tunidades educativas se reparten en función de la renta familiar u otras circunstancias, los sistemas educativos contemporáneos pueden limitar la movilidad social de los que provienen de entornos más desfavorecidos. Por lo tanto, comprender cómo los sistemas educativos contemporáneos compensan las desventajas

6

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

iniciales se vuelve fundamental para analizar la legitimidad moral de la concepción actual de la meritocracia. Estos elementos – las percepciones de la ciudadanía acerca de la meritocracia, la apa- rente ineficacia de las políticas públicas y la importancia de la educación en la desigual- dad – plantean la necesidad de un análisis profundo en torno a tres preguntas cruciales. Primero, ¿en qué medida se ve determinado el rendimiento educativo en la adolescencia por el nivel socioeconómico familiar? Segundo, ¿cómo se distribuyen las oportunidades educa- tivas de acuerdo a circunstancias individuales que nada tienen que ver con el mérito perso- nal, y que están fuera del control de cada uno, como el sexo o el lugar de nacimiento? Final- mente, ¿qué políticas públicas o instituciones pueden ayudar a mitigar estas desigualdades educativas? Con el objetivo de abordar estas preguntas, este estudio presenta nueva evidencia sobre el grado de desigualdad de oportunidades y movilidad social educativa en 35 países utili- zando datos de PISA 2018. Para ello, emplea- mos técnicas modernas de Machine Learning (ML) que nos permiten analizar la desigualdad de oportunidades desde una perspectiva poco explorada hasta la fecha. Impulsado por los campos de la informática y la estadística, el ML se refiere a un conjunto de técnicas y algoritmos de aprendizaje automático para realizar labores de predicción. A diferencia de las técnicas tradicionales, los algoritmos de ML permiten explorar de forma flexible y automática interacciones complejas en los datos. Esta ventaja resulta particularmente interesante para analizar la desigualdad de oportunidades educativas, ya que nos permite considerar la influencia de las circunstancias fuera del control individual de manera más completa. Desde esta perspectiva, nuestra aplicación de ML constituye una aproxi- mación novedosa para estudiar la equidad educativa a través de un enfoque basado en datos, reduciendo así el riesgo de infraestimar

o sobrestimar la verdadera desigualdad de oportunidades.

El análisis se estructura en tres partes princi- pales. En la primera parte, nos centramos en cuantificar la movilidad social educativa para comprender hasta qué punto los niños de familias más desaventajadas obtienen peores puntuaciones en PISA de manera sistemática. Para ello, utilizamos varios indicadores para medir la movilidad social absoluta y relativa, estableciendo la relación entre el nivel socioe- conómico de los padres y los resultados en el examen de matemáticas de sus hijos. En la segunda parte del estudio, utilizamos varios algoritmos de Machine Learning para estimar la desigualdad de oportunidades a nivel nacio- nal y regional. De esta manera, tratamos de cuantificar qué proporción de las diferencias educativas en PISA se deben a circunstancias que escapan del control de los niños, como su sexo, país y mes de nacimiento, así como la educación y ocupación de sus padres. En la última parte del estudio, relacionamos las variaciones obtenidas entre países en las dos secciones anteriores junto con diferentes indicadores económicos y educativos que reflejan las políticas públicas en estos ám- bitos. A través de un análisis de correlación, exploramos si existe una asociación entre los indicadores de desigualdad de oportunidades y las políticas implementadas, buscando así evidencia sobre qué intervenciones podrían ayudar a mitigar las desigualdades educativas identificadas. Consideraciones previas. – Los resultados del estudio se limitan a analizar la movilidad social y la desigualdad de oportunidades utili- zando datos de PISA. Dado que en España la desigualdad educativa opera principalmente a través de la repetición y el abandono educati- vo temprano, este estudio ofrece una imagen parcial del sistema educativo. Para realizar un análisis exhaustivo de la equidad educativa en España, sería necesario utilizar un marco con- ceptual que incluya otras medidas de apren- dizaje y logro educativo. Pese a su interés y

7

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

relevancia, consideramos que el desarrollo de este enfoque queda fuera del alcance de los objetivos de este estudio. Con todo, queremos recalcar que los resultados deben interpretarse con cautela, ya que la equidad educativa en España disminuye significativamente al utilizar estas otras medidas de oportunidades educati- vas (Gortazar, 2019). Hoja de ruta del documento. – Para comen- zar, ahondamos en cuestiones morales relacio- nadas con la meritocracia y discutimos cómo estos conceptos se relacionan con la movili- dad social y la desigualdad de oportunidades. La siguiente sección se centra en describir los datos PISA que utilizamos en este estudio. Posteriormente, pasamos a responder cada una de las tres preguntas principales en sus secciones correspondientes del informe: mo- vilidad social, desigualdad de oportunidades y políticas públicas. Terminamos este estudio con un apartado dedicado a las conclusiones y reflexiones finales.

8

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

merito cracia

9

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

Conceptos, percepcio- nes y argumentos en el debate público Cuando hablamos de meritocracia, nos referi- mos comúnmente a un sistema en el que las personas son seleccionadas y promovidas a posiciones de éxito, poder o influencia en función de sus habilidades y méritos demos- trados. Aunque el término tiene connotaciones positivas debido a su origen etimológico, la concepción de la meritocracia nace con una carga negativa en el libro "The Rise of Merito- cracy" de Michael Young (1958). En esta sátira, se presenta una Gran Bretaña distópica donde los gobernantes pertenecen a una élite cogni- tiva seleccionada según la fórmula de mérito = inteligencia + esfuerzo . Concebida en estos tér- minos, la meritocracia perpetúa una sociedad jerárquica y elitista marcada por la segrega- ción educativa desde una edad temprana y una obsesión por la cuantificación del mérito. Quizás como consecuencia de la creciente desigualdad e inseguridad económica que ha tenido lugar a lo largo de la década de 2010, la concepción de la meritocracia se enfrenta actualmente a un renovado escrutinio y crítica social, como se aprecia en la popularidad de varios ensayos recientes destinados a desmi- tificarla (Markovits, 2019; Sandel, 2020; Barra - gué et al., 2022). Este creciente escepticismo sobre la meritocracia podría suponer una pérdida de su popularidad como ideal desea- ble, y nos plantea varias preguntas: ¿Hasta qué punto la meritocracia se sigue percibiendo, a día de hoy, como un sistema de selección y reparto positivo?

¿Es partidaria la ciuda- danía de la premisa me- ritocrática? Pese a su origen distópico y el reciente au- mento de críticas contra ella, lo cierto es que el ideal meritocrático todavía goza de bastante popularidad entre las sociedades contempo- ráneas. Por un lado, la evidencia indica que las personas generalmente consideran el ideal de la meritocracia como un sistema de reparto y distribución moralmente deseable (Cappelen et al., 2010; Castillo et al., 2021). 1 Por otro, la per- cepción social de que el esfuerzo y la ambición importan más que las circunstancias para “as- cender” socialmente se encuentra ampliamen- te extendida (Castillo et al., 2021; Mijs, 2018). A pesar de contar con un aparente apoyo po- pular, la concepción actual de la meritocracia causa cada vez más división social. Es cierto que, en términos abstractos, la ciudadanía generalmente respalda el reparto de recom- pensas según el talento y el esfuerzo. Muchos, sin embargo, se encuentran desencantados con la incapacidad de las políticas públicas para promover la igualdad de oportunidades, lo que deslegitimaría a la meritocracia desde un punto de vista moral. Esta tensión (la ausencia de una “verdadera meritocracia”, pero la creen- cia en la misma) sería además peligrosa desde un punto de vista ideológico. Si las desigual- dades materiales se atribuyen exclusivamente al mérito, un aumento de las brechas econó- micas generará menor preocupación, ya que se entenderá como una señal de que los más desaventajados deben simplemente esforzar- se más o aceptar sin rechistar su situación personal (Arrow et al., 2000). La falta de un consenso general sobre las vir- tudes y carencias de la meritocracia impide el impulso de acuerdos políticos en, por ejemplo, el ámbito educativo. Este hecho nos motiva

1. Por ejemplo, Cappelen et al. (2010) estudian las preferencias distributivas del alumnado universitario. Para ello, los autores consideran cuatro visiones distributivas: i) el “igualitarianismo” (i.e., reparto puramente equitativo de la tarta), ii) la “meritocracia” (i.e., reparto según el esfuerzo y el talento), iii) la “visión de control-responsabilidad” (i.e., reparto según el esfuerzo) y (iv) la visión “libertaria” (i.e., reparto de la tarta según tanto la suerte como el esfuerzo y el talento). Los resultados del experimento indican que la visión meritocrática es la más popular entre los estudiantes.

10

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

Críticas al ideal de la meritocracia La meritocracia, aunque ampliamente defen- dida, también enfrenta diversos argumentos en contra que merecen ser considerados. A continuación, mencionaremos de forma sucinta algunas de las críticas más comunes, sin menospreciar otros argumentos de peso ampliamente discutidos por Sen (2000) y otros autores (Gil, 2023). En primer lugar, se encuentra la limitada con- cepción de mérito utilizada en las economías contemporáneas. Actualmente, las sociedades modernas reconocen una definición dema - siado restrictiva del mérito en base a ciertos “talentos” específicos, como las calificaciones académicas o la capacidad de satisfacer las demandas del mercado. De acuerdo a esta visión, la meritocracia debería reconocer una gama más amplia de habilidades y recompen- sar una mayor variedad de talentos que mere- cen consideración en, por ejemplo, el ámbito de las artes o humanidades. En segundo lugar, encontramos la crítica “narrativista” de la meritocracia, la cual perpe- tuaría la idea de que las personas alcanzan el éxito gracias a haber superado obstáculos me- diante el esfuerzo y sus habilidades. Este relato llevaría a proclamar a las personas exitosas como legítimamente merecedoras de su si- tuación privilegiada, lo que a su vez promueve explicaciones culturales e incluso genéticas de la desigualdad y la pobreza. La idea de la meri- tocracia, por tanto, sería peligrosa ya que limita la capacidad de reconocer que las desventajas económicas y sociales pueden tener causas estructurales que podrían ser atajadas a través de, por ejemplo, una mayor redistribución de riqueza. Por último, se encuentra la crítica posiblemen- te más popular, mordazmente resumida en la idea de que “la meritocracia son los padres”. Según esta perspectiva, el sistema meritocráti- co favorece injustamente a quienes provienen

a tratar de articular desde un punto de vista teórico los argumentos a favor y en contra del ideal meritocrático. Argumentos a favor del ideal meritocráti- co Existen dos argumentos fundamentales que respaldan a la meritocracia como ideal social- mente deseable (Sen, 2000). El primero es su carácter instrumental y se basa en la supuesta capacidad de la meritocracia para promover el bienestar común. Si el mérito de las acciones se mide de acuerdo a sus consecuencias po- sitivas para la sociedad, la meritocracia actúa como un sistema para recompensar e incenti- var acciones que fomenten un mayor progreso económico y social. Desde una perspectiva económica, sabemos que las personas res- ponden a incentivos, por lo que un sistema que recompense el mérito puede motivar una ma- yor búsqueda de resultados beneficiosos para la sociedad en su conjunto. En este sentido, la meritocracia puede actuar como un sistema que incentive acciones deseables: el mérito se convierte, por tanto, en un medio útil para lograr un fin socialmente deseable y la merito - cracia en un sistema que lo fomenta. El segundo argumento a favor de la meritocra- cia se basa en la idea de que es justo repartir recompensas según el mérito de las acciones. Desde esta perspectiva deontológica o “de principio”, el mérito es un valor en sí mismo y merece ser recompensado. En otras palabras, las acciones deben ser reconocidas y recom- pensadas en función de su mérito, que deter- mina su calidad intrínseca. De esta manera, el hecho de que alguien reciba una recompensa por su trabajo y mérito se considera moral- mente correcto, ya que esa recompensa se basa en un principio ético deseable: el mérito en sí mismo.

11

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

de entornos socioeconómicos privilegiados, sin tener en cuenta las circunstancias iniciales de las personas. Ya desde el sistema edu- cativo, se premia a los niños de familias con mayores recursos económicos y culturales no necesariamente por sus méritos individuales, sino porque sus padres les han proporciona- do entornos y oportunidades educativas más favorables. Al no considerar este hecho, la me- ritocracia estaría legitimando las desigualda- des económicas (frecuentemente vinculadas al origen socioeconómico), sin reconocer las desventajas iniciales a las que se enfrentan las personas durante su infancia y adolescencia. Nuestra contribución al debate y la literatu- ra Este documento tiene como objetivo examinar empíricamente la última crítica a la meritocra- cia desde el ámbito educativo. Específicamen - te, nos proponemos cuantificar el grado de movilidad social y de desigualdad de oportuni- dades en 35 sistemas educativos. El análisis se articula en torno a tres preguntas funda- mentales: • ¿hasta qué punto el rendimiento educativo en la adolescencia está determinado por el nivel socioeconómico familiar? • ¿cómo se distribuyen las oportunidades educativas según circunstancias individua- les, como el sexo o el lugar de nacimiento, que están fuera del control de cada persona y no se relacionan con el mérito personal? • ¿qué políticas públicas o instituciones pueden mitigar estas desigualdades educa- tivas? Mediante el análisis de la movilidad social y la desigualdad de oportunidades, el presente informe pretende poner de relieve algunas carencias que presentan las políticas públicas educativas actuales para “nivelar el campo de juego” en la carrera meritocrática. Al cuantificar

la importancia de las desigualdades de parti- da y los obstáculos a los que se enfrentan las personas en su camino hacia la etapa adulta, el estudio tratará además ofrecer evidencia so- bre cómo los sistemas y estructuras sociales pueden perpetuar las desigualdades. El uso de datos PISA nos habilitará comparar los niveles de equidad educativa en hasta 35 países y comparar las capacidades de estos para corre- gir las desigualdades de partida y promover la movilidad social en la educación, situaciones que deberían darse en una sociedad idealmen- te meritocrática. Desde una perspectiva académica, este trabajo contribuye a varios ámbitos de investigación. Por un lado, se enmarca en la literatura sobre movilidad social, que abarca una amplia gama de estudios en los campos de la educación, la sociología y la economía. Estos estudios suelen examinar la relación entre las oportuni- dades de los hijos y el nivel socioeconómico de los padres, aunque existen diferentes enfoques para medir estas oportunidades (Dodin et al., 2022). Por ejemplo, la sociología suele cen- trarse en la transmisión intergeneracional de las ocupaciones, mientras que la economía se enfoca en la transmisión de renta (Chetty et al., 2014; Soria-Espín, 2022). Pese a su atrac- tivo, medir la movilidad intergeneracional de ingresos es complicado debido a la necesidad de combinar datos fiscales de padres e hijos, lo que limita la posibilidad de comparar países y analizar el impacto de las políticas públicas. Al utilizar las evaluaciones estandarizadas de PISA, nuestro estudio permite obtener estadís- ticas de movilidad social educativa compara- bles. En este sentido, nuestro enfoque se ve ampliamente inspirado por Dodin et al. (2022), que analizan la relación entre la renta familiar y la probabilidad de obtener el “A-level” (el nivel superior de secundaria en Alemania). A dife- rencia de su trabajo, aquí nos centramos en la movilidad social educativa a nivel internacio- nal y utilizamos la probabilidad de obtener el “Proficiency Level 3 en PISA” como indicador de oportunidades.

12

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

Por otro lado, este estudio contribuye a la literatura sobre la medición de desigualdad de oportunidades. El enfoque empírico más común para cuantificar la desigualdad de opor - tunidades se basa en medir qué parte de la desigualdad total se debe a las circunstancias fuera del control individual mediante técnicas de regresión (Ferreira & Gignoux, 2011; 2014; Marrero et al., 2022). Pese a su simplicidad, este enfoque presenta al menos dos limita- ciones (Brunori et al., 2021). Primero, resulta necesario seleccionar qué circunstancias son relevantes y cómo se relacionan con las opor- tunidades. Segundo, a menudo se ignoran las posibles interacciones de las circunstancias en los resultados. Por ejemplo, en algunos países, el género del estudiante puede tener un im- pacto diferencial en el rendimiento educativo dependiendo de si pertenece a una familia con más o menos capital cultural. Ambas conside- raciones pueden afectar la estimación de igual- dad de oportunidades, generando sesgos tanto al alza como a la baja (Brunori et al., 2019). Para superar estas limitaciones, proponemos el uso de técnicas modernas de Machine Learning para medir la desigualdad de oportu- nidades. Este enfoque nos permite utilizar una aproximación basada en datos para abordar la selección de variables y sus interacciones, obteniendo así una medición más precisa de la desigualdad de oportunidades. Al emplear técnicas de ML, este informe amplía el relati- vamente limitado, aunque creciente número de estudios en la materia (p.ej.: Brunori et al., 2021; 2022). A diferencia de ellos, sin embargo, nos centramos en el ámbito de la educación e incorporamos algoritmos diferentes de ML, incluyendo métodos de regularización y otros basados en árboles.

13

INFORME 2023 MERITOCRACIA Y EDUCACIÓN

fuente de datos

pisa 2018

14

Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 34 Page 35 Page 36 Page 37 Page 38 Page 39 Page 40 Page 41 Page 42 Page 43 Page 44 Page 45 Page 46 Page 47 Page 48 Page 49 Page 50 Page 51 Page 52 Page 53 Page 54 Page 55 Page 56 Page 57 Page 58 Page 59 Page 60 Page 61 Page 62 Page 63 Page 64 Page 65 Page 66 Page 67 Page 68 Page 69 Page 70 Page 71 Page 72 Page 73 Page 74 Page 75 Page 76 Page 77 Page 78 Page 79 Page 80 Page 81

Made with FlippingBook - Online Brochure Maker